Home  >   Noticias   >   Sheraton Grand Rio, un oasis en la playa de Vidigal

Sheraton Grand Rio, un oasis en la playa de Vidigal

hotel

Es el único resort urbano de la zona sur de la ciudad con acceso directo a la playa y vistas privilegiadas a Ipanema, Leblon y el Cristo Redentor

La playa de Vidigal es una de las más exclusivas y bonitas de Río de Janeiro. Este enclave paradisíaco alberga al Sheraton Grand Rio, el único resort urbano de la zona sur de la ciudad que tiene acceso directo a la playa, además de una vista privilegiada a Ipanema, Leblon y el Cristo.
El hotel, que tiene más de 40 años, acaba de ser renovado con una inversión de US$55 millones, cuyo resultado se aprecia en todas las áreas del edificio, como en sus 538 habitaciones, el lobby, los cuatro restaurantes, el spa y el área de recreación, cuyo proyecto de paisajismo estuvo a cargo de Burle Marx.
“Este sitio es un ícono de Río pues -además de su localización privilegiada con acceso directo a la playa y vista panorámica desde todas las habitaciones- fue el primero de una cadena internacional que se instaló en este destino”, destacó Sintia Gomes, gerente General del Sheraton Grand Rio.
Recientemente, el establecimiento obtuvo una nueva certificación alterando el nombre por Sheraton Grand, un nuevo concepto de la marca que sólo ostentan algunos integrantes de la cadena.
Dentro de las renovaciones, el establecimiento sumó y reacondicionó diferentes espacios gastronómicos, como el Dry Martini, el bar ubicado al lado de la piscina y referencia en coctelería y mixología creativa y el restaurante Bene, especializado en cocina italiana y famoso por sus grandes ventanales que dan al mar y su brunch de los domingos elaborado por el chef italiano Augusto Piras.
Dentro de los más lujosos, se destaca el restaurante L’Etoile, donde se sirven las delicias francesas del menú creado por el renombrado chef Jean-Paul Bondoux. El restaurante es el primero en la categoría culinaria francesa del sitio Trip Advisor. Entre los principales platos ofrecidos, se destacan el “filete de salmón con salsa bearnesa con legumbres” (R$105) y la “costilla de ternera de Rio Grande do Sul en croûte mouseline de papa aromatizado con aceite de trufa”(R$210 para dos presonas), entre otras delicias.
Para los almuerzos o cenas más descontracturadas se encuentra la Casa de la Cachaça, que funciona en una antigua casa de pescadores recién reformada, y ofrece especialidades brasileñas con vista al mar; también se puede optar por el Bar Lobby situado en el sexto piso o el Casarão, con su propuesta buffet de lunes a viernes y la especialidad de feijoada reservada para los sábados.
Para las sesiones de relax, el hotel posee el primer Shine SPA de las Américas, que ofrece más de quince tipos de masajes y terapias, y cuenta también con una línea de productos y tratamientos exclusivos para hombres y familias.
Con más de 390 m2, este espacio -que se destaca por sus grandes ventanales con vista al mar- dispone también de sauna seco y a vapor, área de relajamiento, duchas con cromoterapia, ducha sueca y vestuarios.
Inspirándose en el nombre “Shine”, en los espacios se pueden apreciar materiales como mármol, ónix, caoba, metal pulido, vidrios y paneles con pastillas italianas bañadas en oro 24 k.
Más info: www.shinespa.sheratonrio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>