Home  >   Destinos   >   Encanto del norte entre templos, selvas y montañas

Encanto del norte entre templos, selvas y montañas

tailandias

Chiang Mai es la ciudad más importante del norte tailandés, enmarcada por un paisaje serrano y tropical donde se  encuentran santuarios, mercados, campos de elefantes y casas de masajes, entre un sinfín de atractivos sorprendentes

Chiang Mai, la ciudad más importante del norte de Tailandia, es como un concentrado de Bangkok integrado por los ingredientes representativos del país asiático como templos, mercados, casas de masajes y la exquisita gastronomía local, condimentado por las montañas más altas del país y un entorno selvático y tropical. En este pintoresco enclave, durante todo el año miles de turistas se apiñan en las angostas callejuelas que se dibujan dentro y fuera de su muralla, en busca de las fotogénicas pagodas que se elevan de los trescientos santuarios budistas salpicados en toda la urbe. Entre ellos, se destacan el Wat Phrathat Doi Suthep, que -por estar erigido en la cima de una colina- regala vistas supremas; el Wat Chiang Man, que contiene a los budas Phra Sila (de mármol) y Phra Satang Man (de cristal), y el Wat Phra Singh, que data de 1345 y es un fiel reflejo de la arquitectura local.
El poblado también se distingue por una vasta oferta culinaria que va desde restaurantes de cocina internacional a mercados con la exótica y exquisita comida local.
Reservar un día domingo para visitar el destino es un gran acierto ya que coincide con su famoso sunday walking street market, un circuito peatonal a lo largo de la calle principal de la zona histórica, abarrotado por un centenar de puestos donde se consigue de todo un poco. Si no es posible incluir el itinerario en el fin de semana, durante el resto de los días abre el night bazar, que comienza en los alrededores del Hotel Le Meridién Chiang Mai y se extiende a lo largo de toda la calle Chanklan. Allí, además de tiendas con artesanías, indumentaria, las famosas sedas tailandesas y otras mercancías y adornos, se destacan los espacios con platos típicos y exóticos como fritangas de insectos, brochetes de cuello de cerdo, caldos y carnes a base de curry picante y langostas y cangrejos que son hervidos en vivo y en directo.
Desde Chiang Mai se ofrecen diversas excursiones de medio día o día entero a los parques de elefantes, donde se interactúa con estos enormes y amigables animales. También merece la pena el viaje hacia Chiang Rai, un pequeño poblado ubicado casi en la frontera con Laos y Myanmar, desde donde se accede a las tribus de la montaña como las de Karen y sus mujeres de cuello largo o jirafa.
Finalmente, desde este punto geográfico se arriba al templo blanco Wat Rong Khun y al templo negro o museo de Bandaam, dos joyas del exotismo y la extravagancia religiosa de Tailandia.

Para más información leer:

Sukhumvit Road: moderna, osada  y cosmopolita

Bangkok, un torbellino de contrastes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>