Home  >   Actualidad Profesional, Novedades   >   El año 2017 y la importancia del comercio exterior argentino

El año 2017 y la importancia del comercio exterior argentino

fada

Gustavo Fadda (*)

Para cuantificar la importancia del comercio exterior de una economía contamos con el indicador denominado Tasa de Apertura, que relaciona la suma de las exportaciones y las importaciones de un país o región con el Producto Bruto Interno (PBI), y tiene como finalidad dar una medida del grado de interdependencia comercial que se tiene con el resto del mundo.

Situación en Argentina
El sector comercio y servicios genera dos tercios del PBI argentino, casi 66% de lo que se produce en el país. Es el principal motor de la economía nacional, ya que explica más de 75,6% del PBI. Adicionalmente, lidera el mercado laboral como el sector con mayor número de empleadores, siendo el más dinámico en los últimos cuatro años.
El 5,5% del PBI genera 26% de las divisas que ingresan en concepto de exportaciones, correspondiendo 58% del total a los agronegocios.
Según estudios de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), el ratio Comercio Exterior/Producto Bruto Interno argentino es uno de los más bajos de América Latina y está muy lejos de los parámetros internacionales.
Tanto las importaciones como las exportaciones equivalen a 12% del PBI medido en dólares, cuando para el mundo ese porcentaje sube a 26%. Obviamente, esa relación no sólo se vincula con lo que el país compra sino también con lo que vende.
En 2016 se revirtió el déficit comercial del año anterior y se obtuvo un superávit de casi US$3.000 millones.

Situación en el mundo
Hasta hace una década, el comercio mundial crecía a mayor ritmo que el producto: 7% anual contra 3,5%. Pero el año pasado la relación se había revertido y, mientras el intercambio comercial global creció 1%, el PBI saltó 3%.

No todo es lo que parece
El mundo se está volviendo hostil, ya que estamos viendo un mercado en el que se proclama el libre comercio pero proliferan medidas paraarancelarias y subsidios para aventajar las producciones domésticas. Con Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos y Europa y China replegándose sobre sí mismas, la nueva onda del mundo es el cierre de fronteras.
EEUU excluyó a China, la principal economía del planeta del Acuerdo Transpacífico y se suma la decisión del actual presidente Trump a punto de cumplir sus promesas de campaña ultraproteccionistas, marginando la producción asiática y la mexicana.
El brexit apunta en similar dirección, aunque todavía no está claro cuándo ni cómo se concretará ni cuáles serán sus implicancias comerciales.
Sin embargo, las estadísticas internacionales prueban que antes de que ocurrieran estos eventos políticos, las economías habían virado hacia una mayor dependencia de su mercado interno, es decir que basan su desarrollo en el consumo del mercado interno y no tanto en el desarrollo del sector externo.

¿La economía argentina es abierta al mundo?
El Fondo Monetario Internacional (FMI) y los sectores más liberales de nuestro país proclaman que la economía nacional no es tan abierta como se quiere hacer parecer. Ocurren dos cuestiones, a saber:
1) Por el lado de las importaciones, se ha verificado un aumento de la protección fronteriza, ya que se incrementaron a lo largo de 2016 las posiciones arancelarias alcanzadas por las Licencias No Automáticas a la Importación (LNA), finalizando el año con 1.629 LNA de protección a las industrias sensibles como textil, indumentaria, calzado, juguete y madera.
b) Por el lado de exportaciones, las oscilaciones ante el precio de las commodities y la caída de la demanda brasileña, las exportaciones argentinas no tuvieron un muy buen desempeño, más allá de que se logró exportar por US$57.700 millones.

El Gobierno tiene que jugar con el “delgado equilibrio de la Línea Roja”, gráficando con el título la recordada película el balance a lograr entre sus aspiraciones aperturistas y el pragmático proteccionismo que le exigen la Unión Industrial Argentina y grandes empresas fóbicas a la competencia, sobre todo la china.
Por otro lado, debe redecidirse su alineamiento comercial con el mundo y elegir adecuadamente con quién sellar alianzas en un escenario tan incierto. Eso también es muy difícil.
El momento requiere inteligencia comercial para no aislarse ni ser arrasado por la competencia externa vía invasión de productos extranjeros.

(*) Magíster. Docente de UCCOR, UNVM, UES 21, UBP, UNC, ISCE, Inst. Saber. Especialista en comercio exterior.

Artículos destacados

  • CARLOS MOLINA SANDOVAL El impacto de la reforma del Código Civil en las asociaciones y sociedades 23 octubre, 2014 Derogación de la sociedad civil, reglamentación de la asociación...
  • CIFRA. 18 mil son los trabajadores empleados en esta 
actividad en Córdoba. Finalmente, regulan actividad de los call centers 5 junio, 2014 La homologación del CCT 688/14 constituye un gran avance...
  • Jubilados La nueva moratoria previsional y sus posibles beneficiarios 3 julio, 2014 El Estado realizará evaluaciones patrimoniales o socioeconómicas para su...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>