Home  >   Diseño   >   La personalidad de los ambientes

La personalidad de los ambientes

Fusión de estimo Minimal y vintage

Fusión de estimo Minimal y vintage

El ánimo de una persona se encuentra influenciado por su entorno; por ello la decoración de interiores es primordial a la hora de diseñar el hogar en el cual vivir.
Colores, líneas, formas, objetos y mobiliario se combinan para describirnos como seres emocionales, para adecuarse a nuestra forma de vida y pretensiones estéticas.
¿Qué es lo primero que hay que tener en cuenta para ornamentar nuestro ambiente? ¿Qué estilos nos representan? ¿Cómo podemos reducir costos? En esta nota, una paleta
de recetas, a cargo de una profesional.

Por Ana Viano* - Especial para El Inversor y la Construcción

Influye la decoración de interiores en nuestro estado de ánimo? Es fácil responder a esta pregunta si consideramos cómo nos sentimos cuando estamos en algún ambiente en donde no ha habido ninguna intención de mejorar la calidad del mismo.

¿Cómo nos sentiríamos en un espacio descuidado, sin ordenar, con objetos que no tienen ninguna relación unos con otros y, por último, sin nada que nos identifique?

Por el contrario, imaginemos ahora un sitio bien iluminado, con colores alegres, muebles de diseño elegidos por nosotros según nuestras preferencias -seguramente la sensación será mucho más agradable-.

Tomar decisiones para la decoración de nuestro hogar es muy importante para mejorar nuestra calidad de vida, así como para otorgar personalidad a cada espacio.

El ánimo de una persona se encuentra influenciado por su entorno; por ello la decoración de interior busca crear espacios donde la energía de cada propietario pueda vislumbrar su equilibrio.

Mediante colores, líneas y formas estamos transmitiendo algo con lo que nos sentimos identificados; pocas cosas reflejan con tanta fuerza nuestra personalidad y nuestras tendencias estéticas como el mobiliario y los elementos decorativos.

La primacía del gusto
Mas allá de los conocimientos sobre estilos de decoración, hay que tener en cuenta gustos e intereses, ya sean personales, en el caso de personas que eligen vivir solas o de ambos- si se trata de una pareja o familia- para tratar de armonizar y sobre todo instalar un acuerdo.

En los últimos tiempos, como gran parte del día transcurre en nuestros trabajos, cuando llegamos a casa necesitamos desconectarnos; por ello el hogar tiene que ser un sitio acogedor, en el que nos sintamos a gusto. Esto lo conseguimos por medio de la decoración.

Si hay algo que realmente nos ilusiona es decorar nuestro hogar, es un proceso que nos genera una profunda emoción. Acertar en la decoración de nuestra casa puede generar sensaciones de armonía muy positivas para la vida diaria.

Un hogar ornamentado de acuerdo con nuestros gustos nos hace sentir más cómodos y contentos con lo que tenemos -no importa si es mucho o poco, para lograrlo debemos estar bien predispuestos para que las elecciones sean atinadas-.

Todo proyecto de decoración muchas veces nos entusiasma pero otras se nos escapa de las manos y no sabemos por dónde empezar.

¿Por dónde comenzar?
Expondremos algunas ideas a tener en cuenta para decorar y optimizar este proceso, describiendo algunas tendencias actuales, en las que los propios protagonistas pueden implementarlas utilizando creatividad y pocos recursos.

Para empezar debemos interiorizarnos y aprender sobre diferentes estilos; para este momento ya deberíamos tener una idea de qué estilo de decoración es el mejor para nuestras preferencias, podemos tomar ideas de revistas o blogs especializados en decoración.

En primera línea: la funcionalidad
Para obtener espacios funcionales hay que tener en cuenta algunos puntos: circulaciones cómodas y proporciones armoniosas en relación con el espacio disponible, esto nos da una idea de la distribución más adecuada que podemos lograr.

Superadas estas etapas ya podemos hacer una lista de prioridades, necesidades y presupuesto del que disponemos para no olvidarnos de ningún detalle y de esa forma saber si hay que hacer refacciones integrales o sólo es necesario dar algún retoque o agregar equipamiento y objetos decorativos.

La descripción de algunos de los estilos de decoración debe servir como disparador para empezar a entender y conocer mínimos requisitos teóricos; no se puede improvisar si se desea obtener buenos resultados.

Estilo minimalista
Este estilo es simple y moderno, ideal para personas ordenadas, despojado de elementos sobrantes. Menos es más. Los materiales predominantes son el cemento pulido, vidrio y acero.

Los colores neutros como el blanco, gris y negro son los más empleados. Si se desea dar algún toque de color es mediante el uso de accesorios. No incorpora ningún tipo de estampado.

Predominan los muebles de líneas simples y rectas con pocos accesorios. La simpleza es lo mas importante en este estilo.

Estilo vintage
Inspirado en los años 30-40, está basado en diseños de estilo antiguo que utilizan piezas u objetos antiguos exclusivos que se renuevan y combinan con otros más modernos.

El color de base es el blanco, mientras que los accesorios pueden ser de colores vivos o en tono pastel. Los estampados son protagonistas y se pueden incorporar en cortinas, empapelados, alfombras, almohadones y demás. Se incorporan los muebles de estilo “Provenzal” o “Luis XV”, en madera oscura, decapados o con detalles en bronce.

Estilo Shabby Chic
Es un estilo de decoración que tiene su origen en la época de las grandes casas de campo de Gran Bretaña del siglo XIX y que consiste principalmente en mezclar elementos antiguos con modernos.

Shabby es lo antiguo y desgastado y Chic es lo bohemio y romántico, encajes, tules delicados, tejidos y estampados florales.

La paleta de color se identifica con los tonos pasteles, rosas y verde agua con predominancia de blanco.

El Shabby Chic se apoya principalmente en el uso de accesorios y muebles de estilo clásico “Luís XV”, renovados con colores claros o con efecto desgastado pero con mucho carácter.

Estilo rústico
Es un estilo casual, cómodo y acogedor, nace en el campo, incluye colores cálidos y materiales de la naturaleza, hay una predominancia en el uso de la madera.

Colores cálidos y neutros como el beige, arena, tierra y piedra -típicos de la naturaleza- se usan tanto para paredes, pisos, muebles y complementos. Para dar contraste, si se desea se puede usar el color rojo y verde.

Los muebles en general son de madera y de estilo artesanal rústico, por lo general, grandes y robustos.

Estilo ecléctico
Es el perfil ideal para personas que no se encuentran identificadas por un solo estilo de decoración y por el contrario, prefieren mezclar diferentes piezas a su gusto y sin reglas.

A pesar de la libertad que propone este estilo es importante mantener cierto orden; en caso contrario, podría resultar un espacio caótico.

En la paleta de colores abunda el neutro blanco y beige en paredes y muebles, ya que ello ayuda a que los accesorios y objetos puedan acceder al protagonismo deseado.

Los muebles y objetos antiguos elegidos con buen gusto y audacia, así como objetos exóticos o colecciones de todo tipo, son característicos en estos ambientes.

Luego de resumir cada una de las tipificaciones de cada estilo y reconocer cuáles son los elementos principales que requerimos, queda en nosotros iniciar una búsqueda creativa y ofrecer a cada espacio un toque personal.

Las frases marcan tendencia
Son muchas las personas que optan por ser un poco más originales al momento de la decoración del hogar y eligen distintos recursos. Una de las modas -ahora- es la incorporación de frases o mensajes en algún lugar especial del hogar, como cargadores de energía positiva y de confianza. Podemos incorporar estas frases a través de vinilos decorativos, pizarras, en los textiles y/o, por último, usando letras sueltas de madera pintada y demás.

Si tenemos habilidad para las manualidades, reciclaje o algo de carpintería podemos fabricar nuestros propios objetos de decoración y de esa manera reducir costos.

Elegir para sentir, tu casa habla de vos, de tu personalidad, de tu forma de vivir. De acuerdo con nuestros gustos, ocupación o profesión es posible adaptar el espacio que habitamos.

“Pasos para lograr que su casa hable”

1º Analizar el espacio y su distribución de muebles y objetos decorativos, prestando atención al flujo de circulación.

2º Estimar el presupuesto disponible.

3º Seleccionar el estilo decorativo.

4º De acuerdo con el estilo elegido tener en cuenta:

A- Selección de la paleta de colores.

B- Selección de texturas a utilizar en paredes, pisos, textiles y revestimientos.

C- Selección de los muebles objetos y complementos decorativos.

* Arquitecta especializada en decoración de interiores / arq.anacarolinaviano@gmail.com

Artículos destacados

  • casa en construcción Un sistema rápido y económico para construir una vivienda 29 abril, 2014 Steel Frame se aplica en todo el mundo. Una...
  • Casa hecha en seco Construir en seco, una alternativa eficiente 30 agosto, 2013 Se trata de un sistema constructivo amigable con el...
  • Edificio Neuquen Interior Viviendas al natural 28 julio, 2014 Córdoba, Rolando Ipérico, un arquitecto local, está al...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>