Home  >   #BuenasPracticasRSE   >   El sector de la construcción apuesta al “empleo verde”

El sector de la construcción apuesta al “empleo verde”

paneles solares

Se estima que unos 22 mil puestos de trabajo pertenecen a esa categoría, lo que equivale a 4% del total del rubro. Se realizarán capacitaciones en energías renovables

América Latina tiene un alto potencial de generación de empleo “verde” en el sector de las energías renovables. Por ejemplo, en la industria de la construcción argentina, el Gobierno y los sindicatos están trabajando en alianza en la capacitación de los trabajadores para formarlos en esta nueva realidad económica.
Según cálculos realizados por organismos internacionales, en Argentina, se estima que el sector de las energías renovables podría crear alrededor de 60 mil “puestos de trabajo verdes”, entre directos e indirectos, en el corto plazo. Ellos son aquellos que contribuyen a preservar y restaurar el medio ambiente, ya sea en los sectores tradicionales -como la manufactura o la construcción- o en nuevos sectores emergentes, como las energías renovables y la eficiencia energética.
Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de 2015, estimó que existían 650.000 empleos verdes en Argentina, lo que representa 7% del total de los asalariados registrados. La mayor parte de ese tipo de empleo se concentra en la industria manufacturera (38%), transporte (29%), agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (9%), y en el suministro de agua y gestión de residuos (7%). Las actividades de servicios y comercio vinculadas con la protección ambiental suman 10%.

En la construcción
En el sector de la construcción se estima que unos 22 mil puestos de trabajo “son verdes”, lo que equivale a 4% del empleo total de esa área. Éstos pertenecen a cinco sectores ambientales: construcción de edificios verdes; obras de infraestructura hídrica y provisión de agua y saneamiento; instalación de infraestructura para la generación de energías renovables; instalación domiciliaria de equipos para el uso de la energía solar térmica (calderas y calefones solares); y un conjunto de actividades de servicios profesionales orientados a la construcción sustentable.
Desde la perspectiva sindical, el secretario General de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Gerardo Martínez, cree que “habrá mucho trabajo y nuestra tarea será preparar la logística humana para llevar adelante la formación para que se aprovechen las inversiones que se realizan en energías renovables. Es necesario que aprendamos distintos oficios”.
La OIT calcula que son 11.000 los puestos de trabajo que se necesitan para la producción de energía en pequeñas centrales hidráulicas, eólicas y solares, y en la producción de bioenergías. La mayoría de estos empleos verdes se genera en las actividades de producción de biodiésel (46%), biomasa (24%) y en pequeñas centrales hidroeléctricas (22%), mientras que el aporte en términos de empleos verdes generados en el sector energía de fuentes eólica y solar no supera 1%.

Centro de capacitación
En Argentina, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación inauguró, junto a Fundación Uocra, el Centro de Promoción, Investigación y Formación de Energías Renovables (Cepifer). Los cursos que se van a impartir son: instalación de paneles solares fotovoltaicos; construcción de biodigestores y uno de instalación de equipamiento de energía solar térmica.
“Es importante apostar a las energías renovables porque son el futuro. Para que una comunidad pueda sostenerse y crecer, debe tener el acceso a energía asequible y no contaminante”, explico Morales Gorleri, miembro de la subsecretaría de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible.