Home  >   RRHH   >   Las decisiones de carrera atadas a la flexibilidad de horarios

Las decisiones de carrera atadas a la flexibilidad de horarios

teletrabajo

Trabajar tiempo completo en la independencia del hogar u otra ubicación y tener hora de llegada y salida flexibles son los dos tipos de esquemas más deseados por quienes están en actividad o eligiendo un nuevo empleo

La flexibilidad en el lugar de trabajo como política de gestión de los recursos humanos ya no es una opción: es una práctica esencial que permite atraer y desarrollar talentos calificados.
“Los candidatos hoy revelan un aumento ‘dramático’ en la importancia que tiene para ellos la flexibilidad de horario en sus decisiones de carrera. En muchos países, este factor ha aumentado entre 20% y 30% en sólo un año. De hecho, casi 40 por ciento de los candidatos a nivel global informa que la flexibilidad de horarios está entre los tres principales factores que considera cuando toma decisiones de carrera”, afirman las conclusiones de la Encuesta global sobre preferencias del candidato, que acaba de difundir ManpowerGroup.
Esta consultora de recursos humanos les preguntó a cerca de 14.000 personas que conforman la fuerza laboral de entre 18 y 65 años lo que más toman en cuenta en el proceso de búsqueda de empleo. El estudio se realizó en 19 países influyentes alrededor del mundo, uno de ellos Argentina.
Según el estudio, los horarios flexibles de llegada y salida, y el trabajo de tiempo completo desde la independencia del hogar u otra ubicación son los dos tipos de esquemas flexibles más deseados. Para 26 por ciento de los candidatos en el mundo, lo más importante es tener horarios flexibles de entrada y salida, y para 22 por ciento lo es la posibilidad de trabajar desde casa o desde cualquier otro lugar que elijan.

Históricamente, la cultura del lugar de trabajo ha valorado el esquema presencial más que la productividad y los resultados. Pero en la actualidad, dos terceras partes (63%) de los candidatos no creen que necesiten estar sentados en su escritorio para hacer su trabajo.
“La tecnología ha cambiado irreversiblemente el paradigma en muchos lugares de trabajo. En respuesta, más organizaciones que nunca antes están implementando algún tipo de políticas de flexibilidad. Como resultado, aquellas empresas que están creando proactivamente acuerdos flexibles de trabajo podrán estar en ventaja en términos de contratación y retención del talento en demanda”, afirma el estudio.

¿Qué ocurre con los argentinos?
Los resultados de la encuesta en el país mostró que los factores más importantes para la flexibilidad de horario son “Trabajo de tiempo completo desde casa/independencia de ubicación (28%)” y “Horas de llegada y salida flexibles (23%)”. En tercer lugar se ubica “Trabajo de medio tiempo o tiempo parcial desde casa (13%)”, “Elección de turnos (11%)”, “Turnos/semana de trabajo comprimidos (9%)” y  “Licencias para cuidadores (9%)”.
Finalmente, eligen “Sabáticos o descansos de carrera -por ejemplo, tiempo libre extendido- (4%)” y “Tiempo libre pagado ilimitado (4%)”.

Los empleados que han experimentado la oportunidad de trabajar a distancia o ajustar sus horarios de llegada y salida para satisfacer sus necesidades personales, rara vez quieren renunciar a ello.
Según ManpowerGroup, la flexibilidad de horarios es una práctica que  rápidamente se está convirtiendo en un ganar-ganar con respecto a las necesidades de empleados y empleadores.
El balance entre la vida laboral y la personal ya no es primordialmente un asunto de mujeres: es una preocupación generacional y social.
“Las mujeres consideran que la flexibilidad de horarios y ubicación, así como un enfoque en el desempeño, son elementos esenciales para lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. En tanto que los millennials (candidatos entre 18 y 34 años de edad) consideran los avances tecnológicos y la disociación de trabajo y ubicación como factores beneficiosos para el negocio y la familia”, agregó el estudio.

Cambios de paradigma
Rechazo de los empleos a tiempo completo

De los encuestados, 36 por ciento prefiere un modelo de trabajo que no sea un empleo permanente de tiempo completo.
“Los empleadores pueden hacer sus organizaciones más sensibles al mercado cuando deciden contratar trabajadores por proyectos o contrato. Contratar de esta manera a menudo resulta más rápido, requiere de menos aprobaciones de gerentes y ejecutivos de Recursos Humanos e impulsa las ofertas tradicionales de trabajo”, sostiene la consultora.
Existe un creciente interés, en todo el mundo, en aquellos trabajos que no son de tiempo completo, especialmente en los países latinoamericanos.
Finalmente, los autores de la encuesta reflexionan: “Muchas empresas luchan contra las culturas empresariales atrincheradas en que el trabajo debe ser presencial y sin darse cuenta mantienen el estigma de la flexibilidad, un fenómeno en el que el éxito en el trabajo se mide con base en la asistencia al lugar de trabajo, en lugar del desempeño y la calidad de los resultados”.

Tendencias

Quienes prefieren trabajos por proyecto se inclinan más a este esquema cuando se trata de querer trabajar desde su casa, tiempo completo o parcial. Aquellos que prefieren el trabajo por contrato suelen beneficiarse con la independencia de tiempo y ubicación para gestionar
su carga de trabajo.

Mientras que es posible trabajar remotamente como un programador, un médico o enfermera puede no tener esta opción -aunque la evolución en la tecnología de telemedicina va a transformar la manera cómo se prestará la atención en salud-.