Home  >   RRHH   >   “El nuevo mundo va a demandar habilidades creativas, socioemocionales y de comunicación”

“El nuevo mundo va a demandar habilidades creativas, socioemocionales y de comunicación”

encuentro

Sostuvo que hay profesiones que tendrán un momento de reconversión, que vendrá por el lado de la creatividad que desarrollen para ideas de negocios e inversiones. “Es un desafío de todos los empleos”, afirmó.

Por Carolina Klepp - cklepp@comercioyjusticia.info

¿Cuáles son los desafíos futuros del mercado de trabajo y cómo superarlos? ¿Qué habilidades se van a requerir en los años venideros a la hora de insertarse al mundo laboral?
Éstos fueron algunos de los ejes de Ciencia 21, un evento científico organizado por la Secretaría de Investigación de la Universidad Siglo 21 con la finalidad de generar un espacio de interrelación y debate con especialistas y actores claves.
Sobre esto habló Gerardo García Oro, economista del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea y coordinador del Área Investigación de la mencionada casa de altos estudios.
Compartió la mesa con Jorge Colina, del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa); María Cayre, representante de la Casa de la Producción de Córdoba -dependiente del Ministerio de la Producción de la Nación-; y Pablo Peralta, de la Fundación Incubadora de Empresas (Fide).
Los expositores abordaron las herramientas e incentivos que hoy existen para las pymes, que son consideradas las empresas que más empleo generarán. También abordaron las oportunidades del ecosistema emprendedor y quiénes son los más activos en ese sector, pero también los principales escollos observados en el mundo del trabajo para lo que vendrá.
“En primer lugar, los déficits del sistema educativo en Argentina son conocidos por todos. Sólo 40% de los que comienzan sus estudios llega a terminar al día el nivel secundario. Es muy baja esa tasa, hay mucho de repitencia, de abandono escolar sobre todo en la secundaria, hay mucho desgranamiento de estudiantes. Ocurre más en el ámbito de la educación pública, pero también en el ámbito de gestión privada. Aun los chicos que permanecen en el ciclo educativo, y que están en el ciclo de especialización (secundario), han tenido una tendencia cada vez peor en resultados educativos”, advierte García Oro.
Señala que las pruebas de calidad y desempeño han mostrado que, por ejemplo, en matemáticas, que es una de las habilidades requeridas en este nuevo mundo, “Argentina empeoró y llegó a ser uno de los países peor posicionados en el ranking internacional en el 2012. De hecho, en el año 2015, el país no calificó por problemas metodológicos, pero seguramente esta realidad no hubiera distado mucho”.
Para el economista, el problema educativo es algo que está pendiente de resolver. “Si nos comparamos con sociedades del conocimiento, como es el caso de Corea (del Sur), ese país tiene 85 por ciento de sus jóvenes universitarios. Estaba como Argentina en el año 1965 y para llegar a ser lo que es hoy le llevó 25 años, lo cual demuestra que la cuestión educativa es un problema que no se resuelve de la noche a la mañana.

Las habilidades nuevas
El investigador también hizo hincapié en las habilidades que empresas y organizaciones van a requerir a futuro. “En este nuevo mundo hay que adaptar la formación de la escuela en general y también de lo que son algunos sistemas educativos como la denominada educación vocacional”, detalló.
Al respecto, graficó que en Argentina no existe un sistema de educación que apunte a las habilidades concretas que demanda el sector productivo hoy ni las que van a ser demandadas en el futuro. Advierte que es necesaria la educación con prácticas en las que los jóvenes se desarrollen en empresas; “La evidencia demuestra que esto es lo que trae en definitiva buenos resultados en materia de inserción laboral”, destacó.
“Lo otro que se resalta es que el nuevo mundo va a demandar habilidades creativas, innovadoras, socioemocionales, de comunicación interpersonal. Todo eso va a ser cada vez más valorado, y en un mundo superconectado son fundamentales las habilidades comunicacionales”, enumeró.
Lo que a su entender va a dejar de ser demandado, y que ya está ocurriendo, son las habilidades manuales. “Allí aparece el gran desafío de convertir algunos empleos que generalmente son los de menor calificación y se basan en una actividad manual, que seguramente van a ser sustituídos por algún robot”, dijo.
En ese sentido, hizo referencia a la impresora 3D que ya imprime puentes en Europa. “Esos trabajadores de la construcción ya no se van a requerir. Pero sí se van a requerir los ingenieros y los creativos que diseñen los puentes”, distinguió.

También comentó el caso de Estados Unidos, donde se está observando que los robots hacen ganar más dinero que los operadores financieros cuando compran y venden acciones; actúan en forma más rápida y eficiente.
“Seguramente estas profesiones van a tener un momento de reconversión que va a tener que ver mucho con la creatividad que éstas tengan para crear nuevas ideas de negocios e inversiones. Es un desafío que tiene que ver con todo tipo de empleo, incluso aquellos que tienen un alto nivel de calificación”, concluyó.
Cabe señalar que el evento Ciencia 21 convoca a investigadores, profesores, alumnos, emprendedores, egresados universitarios, profesionales relacionados a estas temáticas y empresarios. El objetivo es generar propuestas de impacto social con sustento científico mediante el intercambio, en la búsqueda de propuestas para el desarrollo social
Tanto las exposiciones de los especialistas como el debate fueron registrados para la elaboración de un libro que se publicará con el objetivo de plasmar la articulación entre ciencia, emprendedorismo e innovación en Córdoba.