Home  >   RRHH   >   Aún no se reconoce el valor económico de los “trabajos de cuidado”

Aún no se reconoce el valor económico de los “trabajos de cuidado”

silvia lilian

Especialista advierte que viene en camino un nuevo paradigma al respecto, pero estas tareas siguen recayendo, en su mayor parte, sobre las mujeres

¿Cuánto tiempo dedican las mujeres al trabajo de cuidado de niños, adultos mayores y hasta de personas sanas? ¿Cómo impacta esto en la economía, en las organizaciones? ¿Se tienen en cuenta los denominados “trabajos de cuidado” como una dimensión del bienestar humano que se refleja en el Estado, en el mercado, en la familia?
Sobre estos interrogantes disertó Silvia Lilian Ferro ante la comunidad judicial. La docente del Instituto Latinoamericano de Economía, Sociedad y Política de la Universidad para la Integración latinoamericana (Brasil) habló sobre la reorganización de los tiempos, el trabajo y el sistema económico para la sostenibilidad del bienestar humano.
Invitada por el Centro de Perfeccionamiento del Poder Judicial “Ricardo Núñez”, la especialista abordó la desigualdad que existe entre hombres y mujeres en los ámbitos laborales y cómo esto repercute no sólo en la salud y el desarrollo de ellas sino en la sociedad toda.
“Los trabajos de cuidado son un aporte económico que muchas veces no está valorado, que está invisibilizado, que incluso no tiene reconocimiento como trabajo en sí, que todavía sigue recayendo en mayor parte sobre las mujeres pero que la cuestión del cuidado va más allá de las relaciones interpersonales entre varones y mujeres, sino que es algo que tiene que estar en las políticas públicas, en los servicios de apoyo que provee el Estado y también de responsabilidad de las empresas en proveer esos servicios públicos para el cuidado”, explicó a Comercio y Justicia.

Si bien afirmó que en Argentina el tema recién está tratandose en la órbita académica, otros países como Uruguay ya están desarrollando un sistema público de cuidado. También ya tiene madurez en Europa, por ejemplo en España y Noruega.
“El cuidado se refiere a cuidados de niños, adultos mayores e incluso de adultos sanos que demandan cuidado. El cuidado no es sólo de aquel que no puede valerse de sí mismo, sino la expresión de nuestra interdependencia que es propia de nuestra especie”, dijo Ferro.
En este sentido, abogó por trabajar para concientizar a los adultos sanos para que se cuiden a sí mismos y dejen de demandar cuidados, fundamentalmente de su pareja. “Hay que concientizar para que la persona cuide de sí misma, de su cuerpo, que asuma su responsabilidad de cuidar a otros integrantes de la familia, participar del reparto de las responsabilidades de cuidado”, ejemplificó.
Finalmente, resaltó el papel del teletrabajo como iniciativa que permite dar la discusión del trabajo desde la casa como una forma de hacer más amigable la conciliación entre la vida laboral y familiar.

Medición incipiente

En la Encuesta Permanente de Hogares del Indec se ha agregado una sección sobre el uso de tiempo. La herramienta permite saber cuánto tiempo dedican las personas a las actividades de cuidado.
Algunas provincias también la están implementando.
A partir de allí se puede detectar el tiempo promedio de actividades de cuidado, de trabajo doméstico, de actividades remuneradas, que sirven para “mediciones sobre cuidados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>