Home  >   Pymes   >   Sólo 1% de las pymes industriales argentinas se vincula con el Conicet

Sólo 1% de las pymes industriales argentinas se vincula con el Conicet

pymes

Entre los principales desafíos actuales se encuentra la necesidad de promover y favorecer una mayor vinculación del sector con las instituciones y organismos públicos y privados en condiciones de brindar asistencia científico-técnica a estas empresas

¿Cuál es la situación actual de las pymes industriales argentinas en lo que se refiere a sus actividades de innovación? La Fundación Observatorio Pyme (FOP) publicó su último informe especial sobre “Investigación, Desarrollo e Innovación entre las pymes industriales”.
Entre las principales conclusiones que se desprenden del informe, se destaca que las actividades de innovación de las pymes industriales – también llamadas “pymis”- están en 80% de los casos lideradas y ejecutadas por sus propios dueños, mientras que en sólo 30% de los casos interviene un especialista consultor externo.
Otro dato interesante que se desprende es que sólo uno por ciento de las pymes industriales argentinas está vinculada con el Conicet. La institución con la cual se vinculan más frecuentemente estas industrias es el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); sin embargo, lo hace sólo 18%. “La mayor profesionalización y difusión de la gestión de innovación en las pymes requeriría una mayor involucramiento de profesionales externos a la firma”, sostiene Vicente Donato, director Ejecutivo de FOP.
Actualmente, 32% de las pymes industriales realiza alguna actividad de innovación que comprende tanto los gastos en innovación y desarrollo, como la adquisición de maquinaria, hardware y software, transferencia de tecnología y actividades de ingeniería y diseño industrial, capacitación y consultoría.
Más aún, más de la mitad de las pymis que realiza alguna actividad de innovación la lleva adelante con un equipo interno que ocupa cinco personas, lo que representa un total de 17 mil puestos de trabajo, es decir, algo así como dos por ciento del total de los ocupados en las industrias pequeñas y medianas.

Sello distintivo
Asimismo, las pymes industriales innovadoras se destacan por ser las más productivas, las más exportadoras, con mayor acceso al crédito y de sectores más profesionalizados en su gestión interna. Estas firmas destinan cuatro por ciento de sus ventas al gasto en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i). “En el mundo de las pymes el verdadero desafío de los próximos años no será que las firmas que ya están invirtiendo en innovación incrementen su actividad aumentando la planta del equipo interno y la proporción de las ventas dedicadas a esta tarea. El verdadero desafío será aumentar la proporción de empresas que realizan actividades de innovación para alcanzar al menos 50% en el lapso de un quinquenio; proporción razonable para un país con un nivel de PBI per cápita como Argentina”, asegura Donato.
“Para alcanzar este objetivo es necesario promover una mayor vinculación de las pymes con las instituciones y organismos públicos y privados en condiciones de brindar asistencia técnica a estas empresas”, continúa, y agrega que “se aprovecharían al máximo los espacios que brinda la legislación vigente en el país, que en algunos casos dispone de grandes ventajas e incentivos para esta vinculación: por ejemplo a través del programa de vinculación de empresas con el Conicet, actualmente desaprovechada”.

Propensión innovativa
Del informe también se desprende que -durante 2015- 16% de las pymes industriales argentinas realizó actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) y estimativamente 18% lo hizo en en 2016. En las actividades de innovación vinculadas a “adquisición de maquinaria, hardware o software”, 22% en ambos años; “transferencia tecnológica” cuatro y cinco por ciento, respectivamente, e ingeniería y/o consultoría, 18% en 2015 y 21%, en 2016.
Las firmas más innovativas -en términos de cantidad de actividades de innovación realizadas- son aquellas que operan en sectores de actividad más dinámicos, con mayor proporción de firmas exportadoras, relativamente más productivos y con niveles de desarrollo organizativo interno (profesionalización de la gestión) más elevados.
Asimismo, son las empresas de mediana dimensión (51 a 200 ocupados) aquéllas que más actividades de I+D+i realizan en relación a las pequeñas (10 a 50 ocupados).

Gasto en I+D+i
A fin de observar no sólo la foto del gasto en I+D+i sino también las expectativas empresariales, los datos relevados durante 2016 indican que 35% de los industriales pyme que llevó a cabo actividades innovativas (incluido I+D) prevé aumentos futuros en el gasto en innovación, mientras que 55% prevé mantenerlo.
En cuanto al liderazgo y ejecución, entre las pymis manufactureras argentinas que realizaron una o más actividades de innovación, éstas fueron lideradas y/o ejecutadas por los propietarios de la empresa en ocho de cada 10 firmas (81%), mientras que en tres de cada 10 interviene un especialista externo (28%). Asimismo, cerca de la mitad de las pymes industriales que realiza actividades de I+D+i involucra en el liderazgo y ejecución de éstas a sus empleados (no propietarios).

Vinculación
Además de lo mencionado anteriormente sobre el vínculo de las pymes con el Conicet y el INTI, el informe destaca que con relación al vínculo con universidades, es interesante complementar el dato actual con otra información estructural relevada en 2013 por FOP: cinco por ciento de las pymes industriales declaraba relacionarse con universidades por asesoramiento técnico, mientras que tres por ciento lo hacía por capacitación del personal y/o consultoría.
“Podría decirse que la vinculación entre el sector productivo pymes y estas instituciones educativas de formación superior por asistencia técnica va creciendo paulatinamente, enriqueciendo el desempeño industrial de las empresas de menor dimensión y profundizando el rol de las universidades en el desarrollo productivo”, finaliza Donato.

Hallazgos principales

Las actividades de innovación de las pymis están en 80% de los casos lideradas y ejecutadas por sus propios dueños; y sólo en 30% de los casos interviene un especialista/consultor.

El 32% realiza alguna actividad de innovación que comprende tanto los gastos en innovación y desarrollo como la adquisición de maquinaria, hardware y software, entre otros.

En más de la mitad de las pymis que realiza alguna actividad de innovación, ésta se realiza con un equipo que ocupa a cinco personas.

El verdadero desafío será aumentar la proporción de empresas que realizan actividades de innovación para alcanzar al menos 50% en el lapso de un quinquenio; proporción razonable para un país con un nivel de PBI per cápita como Argentina.