Home  >   Profesionales   >   Ingenierías en software y electrónica, las profesiones más demandadas

Ingenierías en software y electrónica, las profesiones más demandadas

ingeniero en sistema

De los países que requieren profesionales informáticos, Luxemburgo es el que paga el sueldo medio más alto: $37.365 euros anuales. Un estudio de la consultora de recursos humanos Michael Page subrayó que es necesario invertir en formación y atracción de perfiles especializados

Los sectores tecnológicos y sanitario son los que mayor demanda de personal tienen actualmente en el mercado laboral. Para conocer cuáles son las profesiones más requeridas y en cuántos países, la consultora de asesoramiento en selección especializada de mandos ejecutivos Michael Page realizó un relevamiento de las 10 más pedidas.
El estudio mostró que el podio lo ocupan las ingenierías. El más demandado es el ingeniero de software y desarrollador, buscado activamente en 24 países. Le siguen los ingenieros electrónicos y mecánicos, en 19.
En el cuarto lugar del ranking aparecen los enfermeros, seguidos por médicos e ingeniero civil.
Luego, aparecen el ingeniero eléctrico, analista de datos, contable y director de ingeniería.
El estudio también revela en qué países se demanda la profesión, así como el sueldo medio y el grado de satisfacción general de los ciudadanos en el mercado laboral.
En el caso de la profesión más demandada, la de ingeniero de software y desarrollador, Luxemburgo es el país que paga el sueldo medio más alto para ellos: 37.365 euros anuales.
En comparación, la consultora reveló que el sueldo medio en España es 21.876 euros al año.
Los especialistas en recursos humanos subrayan que se necesita invertir en formación y atracción de perfiles especializados, más aún en el área tecnológica, con el objetivo de superar los retos que marca esta revolución técnica.
El informe señala que las nuevas habilidades y conocimientos que se requieren es lo que impulsa este cambio, lo que ha causado además que surjan nuevas profesiones.

¿Amenazas?
Si bien los últimos indicadores evidencian la existencia de siete millones de trabajos que están amenazados en todo el mundo por la robotización, varias teorías apuntan a que la tecnología no destruirá el empleo de forma apocalíptica sino que generará otros puestos de trabajo con nuevos requerimientos y competencias.
Digitalización y robotización obligan a la sociedad a asumir que algunos oficios ya no se realizarán y que los trabajadores deben reconvertirse mediante la adquisición de talento que les permitan asumir diversas formas de trabajo.
Recientemente, Martín Padulla, sociólogo y director del sitio especializado en el mundo laboral Staffing América Latina, sostuvo: “Hace años Corea del Sur ha impartido un sistema educativo integral, que además contemplaba desarrollar habilidades socioemocionales y manejo de inglés. Pese a ser uno de los países más robotizados del planeta, tiene bajas tasas de desempleo -menor de 4%-, señal clara de que la amenaza no es la robótica sino las competencias de la fuerza laboral y la escasez de servicios públicos de empleo eficientes”, explicó.