Home  >   Profesionales   >   ¿Cuál debe ser el rol del Estado en el mercado de residuos peligrosos?

¿Cuál debe ser el rol del Estado en el mercado de residuos peligrosos?

taym

Jorge Foa Torres, abogado e investigador del Conicet, advirtió de la lógica de concentración del rubro y la falta de políticas estatales ante el riesgo

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

Luego de la confirmación de la Fiscalía de Alta Gracia de que a raíz de la tormenta en Paravachasca ingresó agua contaminada al cauce del canal Los Molinos-Córdoba, presuntamente desde la planta de desechos peligrosos de Taym, los análisis y enfoques se multiplican.
Uno de ellos es el del abogado Jorge Foa Torres, doctor en Ciencias Políticas e investigador del Conicet con  una tesis en residuos peligrosos en Córdoba. Para él, ante estas situaciones se pone sobre relieve la necesidad de la intervención del Estado no sólo en el control y fiscalización sino además en la descentralización y desconcentración del mercado de los residuos peligrosos.
“Cuando ocurren estos eventos surgen las protestas de los vecinos. Eso es probable que se pueda canalizar judicialmente, se empieza a plantear la cuestión de que haya indemnizaciones, incluso el Estado puede castigar a la empresa de alguna manera, imponerle multas, sanciones, clausuras , etcétera. Pero un análisis más amplio es pensar de dónde viene esta situación, cómo se estructura la política ambiental y como ésta estructura el mercado de los residuos peligrosos en Córdoba y Argentina”, señaló Foa Torres.
El abogado hizo referencia a la actual Ley de Residuos Peligrosos que establece un sistema de gestión ambiental de ellos y ordena el mercado. En este sentido, reflexionó: “¿Cuál es la lógica que rige en ese ordenamiento del  mercado? Un elemento es la primacía del sector privado y, dentro de ese sector privado, los más capacitados son los sectores concentrados de capital nacional, como es el caso de Roggio (Taym), y el trasnacional, como es el caso de Geocycle, que opera en Malagueño, ambos con tecnologías diferentes. Ésta utiliza los residuos peligrosos como combustible alternativo a la producción de cemento de Holcim, mientras que Taym opera con celdas de seguridad, que, según los datos que ya circularon, fueron lavadas por la inundación. Es importante destacar que la tecnología de Roggio es de las más riesgosas dentro del mercado internacional de los residuos peligrosos”.

Librado al autocontrol empresarial
Para Foa Torres, otro elemento clave para el análisis es que en la actual lógica de gestión ambiental aparece el “autocontrol  empresarial”. “Esto se instaura en los años ‘90 con María Julia Alsogaray y, prácticamente, no se ha modificado”. En este marco, ejemplificó como modo de autocontrol las normas voluntarias,  como las ISO.
Finalmente, y tras años de estudio,   describió que en este ámbito de los residuos peligrosos el Estado cumple  una función meramente registral. “El Estado lleva un Registro de Operadores de Residuos Peligrosos pero no realiza una intervención activa, no hay políticas activas en términos de control y fiscalización ni en términos de intervención en el mercado. Está naturalizado que el mercado de los residuos peligrosos es así y tiene que ser así. Habría que preguntarse si efectivamente está bien que el Estado solamente tenga políticas pasivas en este caso”, concluyó.

Ante un mercado concentrado
“El estado puede intervenir mediante asociaciones público-privadas”

El especialista Foa Torres advirtió de que los residuos peligrosos son más riesgosos que los residuos sólidos urbanos. Sin embargo, a pesar de ello, advirtió de que está naturalizada la intervención del Estado en estos últimos y no en los primeros. “Tiene que haber una reconsideración de las prioridades de la intervención del Estado ante el riesgo”, afirmó.
Ejemplificó que el Estado puede intervenir en el mercado mediante asociaciones público-privadas o de cooperativas. “El desafío importantes es el de la intervención del Estado no sólo en el control y fiscalización, sino además en la descentralización y desconcentración del mercado. Mientras más desconcentrado y descentralizado más posibilidad de control existen”, concluyó.