Home  >   Profesionales   >   Crean un cuenco autocalentable para la comida de campo de los bomberos

Crean un cuenco autocalentable para la comida de campo de los bomberos

bomberos

El nuevo artículo llamado OYA! es de silicona, se le agrega una medida de agua junto con un dispositivo de reacción de óxido de calcio que libera calor. Luego se introduce la lata que contiene el alimento. Surgió de una tesis de la Universidad Nacional de Córdoba

OYA! es el nombre de la innovación creada por jóvenes diseñadores cordobeses que brinda una solución a los actuales inconvenientes de alimentación de los bomberos en los incendios forestales. Acostumbrados a raciones frías de comida, el invento les permite el aprovisionamiento portable, unipersonal y autocalentable de raciones con los valores energéticos requeridos por la labor que desempeñan.
El desarrollo, que nació en la cátedra de Diseño Industrial IV de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNC, con el trabajo final de Matías Papallini, Alejandro Fenoglio y Marco Filipic bajo la tutoría del profesor Martín Fontana, acaba de ser distinguido como uno de los ganadores del concurso Innovar 2016 en la categoría Innovación en la universidad.
“Consiste en un cuenco de silicona, en donde se agrega una medida de agua junto con una toalla de reacción de óxido de calcio (Ca02) y luego se introduce un envase de hojalata que contiene el alimento. En el transcurso de 10 minutos, el agua reacciona con el Ca02, liberando calor y elevando la temperatura del alimento a 70°, listo para ser consumido por el bombero”, detalla la descripción del producto.

En el prototipo se destacan innovaciones técnicas, se combina tecnologías de fabricación por inyección con el objetivo de optimizar la resistencia estructural del producto en su vida operativa. También posee innovaciones funcionales ya que OYA! posibilita envasar, trasladar, calentar y contener comida en ambientes inhóspitos.
Los diseñadores tuvieron en cuenta el contexto -y sus problemáticas- en el que se mueven los bomberos forestales y detectaron que la alimentación no es específica ni óptima para el desgaste físico que tienen. Además, advirtieron que el aprovisionamiento de un alimento caliente tiene grandes falencias en cuanto a logística y equipos. También relevaron que los bomberos desean contar con una comida caliente cuando pasan la noche en el campo.
El diseño cordobés fue galardonado en el reciente concurso organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Compitieron estudiantes universitarios de todo el país. El certamen premia proyectos que promuevan la innovación, la mejora en la calidad de vida de la sociedad, buscando también posibilitar la comercialización.

La necesidad de ingerir algo caliente y no sólo sandwiches y fruta

“Los alumnos identificaron la necesidad del usuario. Para los bomberos es importante sentarse a comer algo caliente. Generalmente salen a trabajar con una sola ración de comida para la jornada, compuesta por un sandwich o pebete, una fruta y agua. Esa alimentación puede que aguante para una jornada, pero no para operativos de hasta una semana”, señaló a Comercio y Justicia Martín Fontana, profesor de la cátedra de Diseño Industrial IV de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNC y tutor del trabajo galardonado.
El cuenco autocalentable que permite brindar mejor calidad de alimentación a los bomberos también puede servir para los trabajadores de Defensa Civil, Cruz Roja, en situaciones de catastrofes por terremotos, en rescates de alta montaña, para el Ejército o para uso deportivo en lugares inhóspitos.