Home  >   Negocios   >   Toyota vendió más de 1,5 millones de autos “electrificados”

Toyota vendió más de 1,5 millones de autos “electrificados”

En 2017, esa compañía incrementó ocho por ciento interanual las ventas de ese tipo de vehículo en el mundo

Toyota Motor Corporation (TMC) logró un récord en la venta de vehículos electrificados al comercializar 1,52 millones de unidades en todo el mundo en 2017. Esta cifra supone un incremento de ocho por ciento con respecto a 2016, y es el segundo año consecutivo de crecimiento.
Este resultado significó el logro de uno de los objetivos del Desafío Medioambiental Toyota 2050 (Toyota Environmental Challenge 2050) al venderse más de 1,5 millones de vehículos electrificados en un sólo año, tres antes de lo previsto inicialmente (2020).
Las ventas acumuladas de vehículos Toyota y Lexus electrificados superan ya los 11,45 millones de unidades, lo que permitió una reducción de más de 85 millones de toneladas de CO2 en comparación con las ventas de vehículos convencionales equivalentes.
“En poco más de 20 años, hemos visto cómo las ventas de vehículos electrificados han aumentado de menos de 500 unidades en un solo país a más de 1,5 millones en más de 90 países y regiones”, señaló Shigeki Terashi, vicepresidente Ejecutivo de TMC.
“Se trata de toda una declaración por parte de nuestros clientes en lo que se refiere a la calidad, la durabilidad y la confiabilidad de nuestros modelos electrificados y, gracias a ello, hemos podido establecer cimientos para la producción en serie de una gama más diversa de estos vehículos en toda nuestra gama de cara al futuro”, agregó.
La compañía seguirá impulsando el desarrollo y la diversificación de vehículos electrificados mientras trabaja en la producción en serie de vehículos eléctricos con batería -Battery Electric Vehicles (BEV)- a partir de 2020, empezando por China y la India y siguiendo por Japón, Estados Unidos y Europa. Asimismo, aspira a continuar ampliando las ventas de vehículos híbridos en mercados emergentes para seguir contribuyendo a reducir el CO2 de los vehículos nuevos vendidos en todo el mundo.