Home  >   Negocios   >   Norte, el primer espacio de coworking de Villa Allende

Norte, el primer espacio de coworking de Villa Allende

EMPRENDEDORES. María Pía Villanueva y Pedro Sonzini Astudillo inaugurarán Norte, el primer espacio de coworking  de la zona.

EMPRENDEDORES. María Pía Villanueva y Pedro Sonzini Astudillo inaugurarán Norte, el primer espacio de coworking de la zona.

La propuesta que tiene como objetivo brindar soporte al mundo emprendedor a través del trabajo colaborativo. Funcionará en un espacio de alrededor de 180 metros cuadrados, contará con una sala de reuniones con capacidad para 12 personas, espacios compartidos con capacidad para 40 integrantes y oficinas privadas

A partir de una iniciativa de vecinos emprendedores de Villa Allende, se lanzó Norte, el primer espacio de coworking (trabajo colaborativo) de la región de las Sierras Chicas que planea abrir sus puertas en junio de este año.
La propuesta, que tiene como objetivo brindar soporte al mundo emprendedor de la zona norte de la ciudad de Córdoba, funcionará en un espacio de alrededor de 180 m2  ubicada dentro del edificio Villa Allende Office, sobre calle Río de Janeiro 1725.
“Elegimos Villa Allende porque, además de vivir allí, consideramos que es una ciudad que en el último año viene apostando al espíritu emprendedor. Teniendo en cuenta la distancia con el centro, el desafío es lograr un lugar agradable, de buen clima, completo y cerca con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los coworkers”, explicaron a Comercio y Justicia, María Pía Villanueva y Pedro Sonzini Astudillo, quienes encaran el proyecto.
Los emprendedores  se propusieron armar este espacio como una apuesta a “la formación de empresas en esta área de la provincia, que nazcan, crezcan y permanezcan en la zona”, según indicaron.
La oficina contará con una sala de reuniones con capacidad para 12 personas, espacios compartidos con capacidad para 40 integrantes y oficinas privadas. Ofrecerá diferentes planes para los clientes que abarcan puestos flexibles (acceso a todos los espacios), puestos fijos (asignación de un puesto individual propio), oficinas privadas (con capacidad para 4 personas) y créditos para el uso de la sala de reuniones.
El servicio se complementa con otros atributos como wifi de alta velocidad, recepcionista, estacionamiento, climatización, seguridad las 24 horas, beneficios en locales del shopping VAS (gimnasio, restaurantes, cines, indumentaria), iluminación natural, monitoreo por cámaras, impresora y scanner.

Qué es el coworking
Los emprendedores explicaron que el coworking “en pocas y simples palabras; es cuando pagas muy poco, te olvidás de un contrato de alquiler,  afrontar el gasto de expensas, contratar Internet, contratar una recepción, la limpieza, los impuestos y los servicios; y tenés una oficina enorme, completamente equipada, con múltiples ambientes y muy buen nivel”.
De todos modos, Villanueva y Sonzini Astudillo aclararon que “quien piense que estas son razones más que suficientes para trabajar en un coworking está viendo la mitad del vaso. Coworking es una comunidad, y como su nombre lo indica es trabajo en colaboración (o trabajo colaborativo). También es una oficina buena, bonita y barata, pero el ‘coworker’ (miembro de un coworking) va a mostrarse, conocer y colaborar en un ambiente completamente sinérgico y efectivo”, explicaron.
Para que se cumplan estos objetivos, en primer lugar, un coworking debe proveer un espacio de colaboración, abrir posibilidades al networking y acercar profesionales, empresas y personas.
“Este concepto de trabajo compartido es tal vez demasiado nuevo para nuestra sociedad; pero no deja de ser excesivamente atractivo y cada vez más personas se atreven a la experiencia”, expresó Sonzini Astudillo.
Otra condición que hay que tener en cuenta es que el coworker va a mostrarse, hacer conocer su proyecto, su profesión, su empresa, su trabajo. “De hecho va a mostrar su mejor cara, ya que al ser una comunidad, el coworking debe ser un espacio donde nazcan negocios tanto adentro como afuera; de hecho, en este ámbito se debería premiar a quienes concretan negocios en la oficina y alimentar la comunidad día a día, con nuevas oportunidades y opciones”.
“Aunque en los coworking también hay oficinas privadas, deberían tener la puerta abierta. Por su parte, quien debido a su actividad necesita de un espacio privado, debería levantarse e interactuar con el resto, conocerlos y que ellos lo conozcan”.
Finalmente, como tercer punto el Coworking debe proveer espacios de interacción (comedor, salas, pasillos, recepción, entre otros) y brindar un lugar de pertenencia; una comunidad y velar por hacerla crecer y mantenerla conectada.

 Cualidad

Un coworking debe proveer un espacio de colaboración, abrir posibilidades al networking y acercar profesionales, empresas y personas.

En este espacio, el coworker va a mostrarse, hacer conocer su proyecto, su profesión, su empresa, su trabajo y alimentar a la comunidad.

El coworking debe proveer espacios de interacción (comedor, salas, recepción, entre otros) y brindar un lugar de pertenencia.