Home  >   #MundoPsy   >   “Tenemos que trabajar por una convivencia caracterizada por la igualdad”

“Tenemos que trabajar por una convivencia caracterizada por la igualdad”

contra

La psicóloga cordobesa Francisca Cano Yegros advierte de que es necesario deconstruir “artesanalmente” las relaciones asimétricas entre hombres y mujeres

Por Luz Saint-Phat - lsaintphat@comercioyjusticia.info

En las últimas semanas, el debate sobre el acoso sexual en el trabajo y la violencia de género fueron protagonistas de los principales títulos de diarios y sitios web del mundo.
Desde el movimiento #Metoo y la iniciativa Time’s Up -que tuvieron un lugar preponderante en la entrega de los Globo de Oro 2018-, hasta el reciente comunicado de actrices francesas que se manifestaron en contra del “puritanismo” de estas propuestas que convierten a la mujer en “víctima eterna” y no contribuye al empoderamiento del género, pasando por las -al menos- reprobables declaraciones del cantante Cacho Castaña, la cuestión sobre el lugar de la mujer en la sociedad occidental ha sido central durante estos días.
Un análisis interesante sobre esta cuestión fue realizado, en diálogo con Comercio y Justicia, por la licenciada en Psicología Francisca Cano Yegros, quien también es magíster en Drogodependencia y, actualmente, se encuentra finalizando su doctorado en Género en el Centro de Estudios Avanzados (CEA) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

-¿Cómo se puede analizar, desde la psicología, este fenómeno mundial en el que cada vez más mujeres se animan a denunciar el acoso sexual en sus ámbitos de trabajo?
-Esto tiene que ver con los cambios sociales y es fundamental contextualizarlo porque la sociedad va evolucionando y la conciencia crítica también. Históricamente, la mujer ha ocupado un lugar de subordinación pero actualmente hay un replanteo porque ahora ocupa espacios públicos, se capacita, va a la universidad y empieza a tomar conciencia de sus derechos. Desde esta nueva posición es que nos damos cuenta de que no es lógico ni lícito permitir estos maltratos o abusos en situaciones laborales, y tampoco en el ámbito doméstico. Todo esto produce una importante crisis a escala global y en los ámbitos familiar e institucional. En este sentido, creo que las mujeres estamos dando pasos agigantados en el empoderamiento y esto incomoda de alguna manera a parte del sector masculino, que siempre ha gozado de privilegios. No hay que olvidarse de que estamos insertos en una sociedad patriarcal en la cual el hombre goza de determinados privilegios, no así las mujeres, que estamos condicionadas y subordinadas a un determinado lugar.

-¿Cómo pensar estas transformaciones cuando estas denuncias se ponen en discusión con otros discursos, como las declaraciones recientes del cantante Cacho Castaña?
-Pienso que estos otros discursos van a persistir mucho tiempo porque es todo un proceso social. Este tipo de concepciones viene desde hace mucho tiempo en la historia y, evidentemente, hay todavía un sector de la sociedad que piensa como el cantante. Pero también existen otros sectores de la sociedad que tienen una conciencia crítica, entre los cuales hay mujeres y hombres que pueden plantearse la desigualdad que existe. Tenemos que tener en claro que son las condiciones materiales e ideológicas sobre las cuales se edifica esta desigualdad las que llevan a esta situación de violencia. Es de notar que nosotras ingresamos a los vínculos -ya sea laborales o de pareja- desde un lugar asimétrico, donde el poder siempre lo tienen los hombres. Por ejemplo, cuando en una empresa va a haber un recorte de personal, generalmente son las mujeres las que terminan sin trabajo o se las obliga a renunciar. En el caso específico del acoso, muchas veces los compañeros y las mismas compañeras no apoyan a la víctima bajo el discurso de “ella se las buscó”. Este tipo de situaciones se da en todos los espacios en los cuales las relaciones son asimétricas.

-¿Qué recomendaciones o sugerencias se pueden realizar para que las instituciones erradiquen el acoso sexual contra las mujeres en el trabajo?
- En un origen, las subjetividades se construyen primero en la familia. Pero tenemos que mirar cómo la familia está también influenciada por un contexto social más amplio. La cuestión es muy compleja pero tenemos que hacer una mirada holística porque los sistemas son interdependientes: no podés hablar de una conducta individual sino lo ponés en contexto. En este sentido, sería importante que cada uno -desde el lugar donde estamos- podamos replantearnos qué nos está pasando y por qué se nos dificulta tanto una convivencia. Es necesario intentar deconstruir las relaciones asimétricas entre hombres y mujeres para que realmente se pueda dar un cambio cultural. Esta convocatoria tiene que ser para todas las instituciones

- Y en el caso de las víctimas ¿cómo pueden actuar? ¿Qué sugerencias se pueden hacer para resolver este tipo de situaciones en el trabajo?
- Es bastante complejo el tema. Por el momento, hay instituciones públicas que se están ocupando de la temática femenina pero -según mi criterio- están un poco desbordadas y no siempre dan la respuesta que se espera. Pero, por otro lado, creo que no hay que esperar que el Estado solucione todo en esta problemática sino que cada uno de nosotros -incluso las víctimas- debemos empezar a formarnos desde la perspectiva de género y tener una actitud crítica de lo que está pasando. En este sentido, tenemos que tener en cuenta que las mujeres hemos sido socializadas desde un lugar de dependencia, complacencia y sumisión -no sólo económica sino también emocional-, y siempre nos posicionamos en los vínculos desde un lugar de subordinación. Entonces, esa subjetividad es la que tenemos que desconstruir y trabajar artesanalmente. Tenemos que trabajar hacia una convivencia caracterizada por la igualdad. Ésta es una condición absolutamente necesaria para que podamos llegar a una cuestión de equilibrio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>