Home  >   #MundoPsy   >   “Para los psicólogos, es beneficioso tener su propia caja de jubilaciones”

“Para los psicólogos, es beneficioso tener su propia caja de jubilaciones”

treber

El sistema previsional está en el centro del debate del sector. Los colegiados presentaron un proyecto en la Unicameral

Por Luz Saint-Phat - lsaintphat@comercioyjusticia.info

La situación previsional de los psicólogos es un debate que hace tiempo ellos vienen realizando. Luego de años de discusión, el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba presentó un proyecto en la Legislatura de conformación de su propia caja de jubilaciones.
Sobre este tema, Comercio y Justicia dialogó con Gabriela Treber, presidenta de la entidad.

-¿Cuál es la situación previsional en la que se encuentran los psicólogos de Córdoba?
-Los psicólogos comenzaron a aportar a la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Salud de la Provincia de Córdoba en 1987. Si bien esto pareció al principio ser un beneficio, redundó en una exigencia de aportes muy altos que, para los colegas jóvenes, es muy dificultosa de cumplir. En tanto, aquellos que se incorporaron llevando ya largo tiempo en el ejercicio de la profesión también tienen complicaciones para acceder a la jubilación, aun excediendo por lejos la edad. Esto creemos que es injusto porque en realidad los psicólogos aportaron al régimen jubilatorio que les correspondía, antes de ingresar a esta caja. En este sentido, hace mucho tiempo que venimos trabajando con la caja de profesionales de la salud para lograr soluciones a estas problemáticas pero, como no pudimos dar con una resolución, en diciembre del año pasado -con el apoyo masivo de los colegiados- presentamos un proyecto en la Legislatura.

-¿Cuáles son los puntos principales de este proyecto de ley?
-Actualmente, la iniciativa se encuentra en la Comisión de Trabajo y Previsión de la Legislatura de Córdoba. Es un proyecto de caja de previsión para los psicólogos que incluye una escala de aportes diferentes para el conjunto de los colegiados, dado que tenemos una población grande de psicólogos jóvenes y muy pocos profesionales en edad de jubilarse. Según los estudios que se han realizado, nosotros tenemos once activos por cada pasivo, lo cual hace que esta caja tenga factibilidad y viabilidad importantes. Además, el proyecto contempla planes accesibles de regularización de deuda. En tanto, también incluye una modificatoria mediante la cual los colegas que se incorporaron con más edad en el 87, puedan mantener el ejercicio profesional con 65 años de edad. Mientras, la exigencia es de 30 de años de aportes para lograr la jubilación. Entendemos que ésta es una cuestión de justicia y equidad para gente que ha trabajado muchísimos años y que si no estuvo aportando en la caja de la salud desde el inicio, fue por la proscripción que tenía el ejercicio de la psicología durante el último proceso militar.

-¿En qué estado está el debate parlamentario de este proyecto?
- Nosotros, durante este año, nos hemos reunido con varios legisladores. También tuvimos un encuentro con el presidente provisorio de la Unicameral, Oscar González. Luego, nos reunimos con el ministro de Finanzas y con el presidente de la Caja de Jubilaciones de la Provincia. A partir de la reunión con González, las autoridades de la caja de profesionales de la salud nos convocaron para modificar su propia ley. En ese sentido, hemos estado participando de distintas reuniones y -aparentemente- la idea es llegar a un consenso entre ambos proyectos. No obstante, esta caja tiene sus propios tiempos, sus propias situaciones internas a resolver y nosotros vamos a seguir insistiendo sobre los poderes Legislativo y Ejecutivo para solucionar el problema de los psicólogos de una u otra manera.

-¿Cuáles son los beneficios y las desventajas de cada una de estas alternativas?
- Nosotros entendemos que para los psicólogos es beneficioso tener su propia caja de jubilaciones. Por un lado, hay una cuestión de reafirmar la identidad de la profesión, que tiene distintas áreas de ejercicio. Por otro lado, está la relación once a uno entre activos y pasivos, lo cual hace que nosotros podamos aliviar la situación actual de los colegas aportantes y al mismo tiempo podamos ofrecer jubilaciones mejores. No obstante, entendemos que en un sistema solidario para el conjunto de los profesionales en general, es mejor que nosotros permanezcamos en la caja de salud. Si se resuelven los problemas que hacen a los psicólogos, esta opción no será tan difícil. Lo que sí entendemos es que no puede ser siempre el grupo castigado el que aporta soluciones al grupo más privilegiado.

-¿Cómo seguirá el debate en la Unicameral, sobre todo en el marco de las reformas previsionales que está impulsando el Gobierno nacional?
-Estamos bastante preocupados porque en realidad el escenario, desde que nosotros empezamos con este proyecto, ha cambiado. No sabemos exactamente cómo la reforma previsional va a incluir o excluir las cajas profesionales. En el país hay 72 entidades de este tipo. En ese sentido, nos parece que va a haber más cosas que pelear en conjunto pero hoy no tenemos claro cuál va a ser la posición de la caja de la salud. Algunas versiones sobre la reforma dicen que se unificará el régimen de monotributo y de autónomo y que el Estado se encargaría de una jubilación mínima que para todos, mientras las cajas profesionales quedarían como cajas compensadoras. Si fuere así, se tratará de un sistema voluntario, no solidario ni de reparto, sino de capitalización. Yo entiendo que eso implicaría una pauperización de la jubilación y es probable que la mayoría de los colegas jóvenes -a quienes hoy les está costando mucho hacer los pagos- no aporte a las cajas compensadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>