Home  >   #MundoPsy   >   La lucha contra la violencia y el abuso en niños y adolescentes está entre las prioridades del mundo

La lucha contra la violencia y el abuso en niños y adolescentes está entre las prioridades del mundo

niños

Principales observaciones realizadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)

Tres de cada cuatro niños de entre 2 y 4 años sufren maltrato psicológico y castigos físicos, como el grito, el menosprecio, el zamarreo, el chirlo, la cachetada y golpes por parte de sus cuidadores, según un estudio que realizó el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por su siglas en inglés). En tanto, la violencia sexual, las muertes violentas y las agresiones escolares también son una problemática significativa. El informe difundido por la organización compara “la violencia en las vidas de los niños y adolescentes” registrada en la última década en 190 países. Argentina se ubica dentro de la media global.
En el país, el castigo físico a niños de entre 2 y 4 años abarca 54,4 por ciento de esa franja etaria, contra 63 por ciento en el mundo; la agresión psicológica sube a 62,5 por ciento en Argentina mientras en el ámbito global es de 67 por ciento; y cualquier práctica de disciplina infantil violenta alcanza 72,9%, mientras que en el mundo llega a 75 por ciento. A su vez, 6 de cada 10 niños menores de un año están sometidos a algún tipo de violencia doméstica de manera sistemática.
Estos métodos de disciplinamiento que se viven como “una situación habitual” -aseguró Lucila Argüello, oficial de protección de Derechos de Unicef- son utilizados en 70 por ciento de los hogares en Argentina.
“Sin embargo, la mayoría de los adultos, cuando se les pregunta, considera que los chicos y chicas no deben ser castigados físicamente”, añadió.

La especialista aseguró que “el castigo físico se reduce a medida que los chicos crecen en tanto la violencia psicológica se mantiene más o menos constante hasta los 17 años”.
Por su parte, Roberto Benes, representante de Unicef en Argentina, destacó que “la violencia hacia los chicos es una problemática global y es especialmente preocupante cuando ocurre al interior de los hogares e involucra a los adultos cuidadores, personas que en lugar de proteger y acompañar a los niños en su crecimiento, los lastiman física y emocionalmente”.
En este sentido, el estudio precisó que “76 por ciento de los agresores de niños, niñas y adolescentes de 0 a 18 años son los padres”.

Otras violencias
Por otro lado, Unicef también informó en un comunicado de prensa sobre las distintas formas de violencias y abusos que afectan a la infancia y a la adolescencia.
La organización destacó que “en todo el mundo, alrededor de 15 millones de mujeres adolescentes de 15 a 19 años han sido víctimas de relaciones sexuales forzadas en algún momento de su vida”. Mientras que llama la atención que sólo 1% de las víctimas dice haber tratado de conseguir ayuda profesional
“En los 28 países con datos, 90% de las mujeres adolescentes que habían sufrido relaciones sexuales por la fuerza dijo -como promedio- que el autor del primer incidente había sido una persona conocida”, indicó el comunicado.
Además, “los datos de seis países revelan que los amigos, los compañeros de clase y las parejas sexuales se encontraban entre los autores más frecuentes de los casos de violencia sexual contra los varones adolescentes”, aseguró el texto.

Por otro lado, la organización también divulgó que cada siete minutos un adolescente es asesinado en un acto violento.
Específicamente en Estados Unidos, los varones negros no hispanos de 10 a 19 años tienen casi 19 veces más probabilidades de ser asesinados que los varones blancos no hispanos. En tanto, América Latina y el Caribe es la única región donde se ha registrado un aumento de las tasas de homicidios entre adolescentes. “Casi la mitad de todos los homicidios entre adolescentes que ocurrieron en 2015 se produjo en esta región”.
Por último, Unicef también destacó que “la mitad de la población de niños en edad escolar (732 millones) vive en países donde el castigo corporal en la escuela no está completamente prohibido”.

Recomendaciones
Para abordar y solucionar esta problemática, Unicef propone “adoptar planes de acción nacionales bien coordinados para poner fin a la violencia contra los niños, incorporando los sistemas de educación, bienestar social, justicia y salud, así como a las comunidades y a los propios niños”, y “cambiar los comportamientos de los adultos y abordar los factores que contribuyen a la violencia contra los niños, incluidas las desigualdades económicas y sociales, las normas sociales y culturales que condonan la violencia, las políticas y la legislación inadecuadas, los servicios insuficientes para las víctimas y la escasez de inversiones en sistemas efectivos para prevenir y responder”.
Además, sugiere “centrarse en políticas nacionales para minimizar el comportamiento violento, reducir las desigualdades y limitar el acceso a las armas de fuego y de otro tipo”, y “establecer sistemas de servicios sociales y capacitar a trabajadores sociales para que ofrezcan servicios de remisión de casos, asesoramiento y atención terapéutica para niños que han sufrido casos de violencia”.
Por último, Unicef indica como prioritario “educar a los niños, padres, madres, maestros y miembros de la comunidad para que reconozcan la violencia en todas sus formas y empoderarlos para que hablen sobre la violencia y la denuncien sin correr peligro”; “recopilar mejores datos desglosados sobre la violencia contra los niños y realizar un seguimiento del progreso a través de una supervisión y evaluación sólidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>