Home  >   Mercado Financiero   >   En agosto, emisión de pagarés bursátiles creció 86 veces

En agosto, emisión de pagarés bursátiles creció 86 veces

Cheques de pagosdiferidos y pagarés bursátiles

Cheques de pagosdiferidos y pagarés bursátiles

Aunque no fue la herramienta más utilizada, superó US$13 millones, según el Instituto Argentino de Mercado de Capitales, 40% más que en julio pasado. Los cheques de pago diferido siguen siendo fuertes: en el mercado primario sumaron US$72 millones en el octavo mes del año

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

El financiamiento de las pymes en el mercado de capitales se incrementó significativamente durante agosto pasado.
Según el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), la emisión de pagarés bursátiles en el mercado primario superó 13 millones de dólares, esto es 86 veces más que los que se emitieron en agosto de 2016 y 40% más que los del mes de julio anterior.
A su vez, los pagarés representaron 14% del financiamiento que tomaron las pymes en el mercado de capitales en agosto, lo que representó una participación en el producto bruto mensual de 1,3% del total.
Sucede que la operatoria con cheques de pago diferido sigue siendo fuerte. Su emisión en el mercado primario llegó a 72 millones de dólares, según el reporte.
“El crecimiento de la emisión de pagarés parece ser muy grande, pero hay que tener en cuenta que la base de comparación era en realidad chica”, aclaró a Comercio y Justicia Aníbal Casas Arregui, de SyC Inversiones.

Sin embargo, pese a ese dato destacó el desempeño y reconoció que es un muy buen instrumento para las pymes que requieren más plazo para financiarse.
Es que, comparativamente, el plazo máximo admitido para la emisión de un cheque de pago diferido coincide con el plazo máximo admitido por la normativa bancaria: 360 días. En el caso de pagaré, puede emitirse de 180 días a tres años.
Asimismo, según el IAMC, 217 de los 242 pagarés emitidos en el mes fueron en nominados en dólares, el resto en pesos. En tanto, el plazo promedio de la emisión en años fue de 1,3 y la tasa promedio fue de 27% en pesos y de 7,82% en dólares.
A este respecto, Casas Arregui indicó: “Es mucha la diferencia que hay respecto del nivel de tasas en dólares. Con un nivel de certidumbre bastante mayor después de las PASO y con el dólar que se tranquilizó y tiende a bajar, cualquiera que tenga opción de tener dólares, ya sea porque pertenece al sector agropecuario, exporta o está ligado a los inmuebles, puede pensar que se está ahorrando 20% de tasa en pesos”.
Y dijo: “En la medida en que la diferencia de tasa siga siendo alta, habrá incentivo para tomar deuda en dólares”, y agregó: “El tema plazo también es importante. No es lo mismo pensar que en seis meses o un año tengo que pagar toda la deuda, que estructurar la deuda para pagarla dentro de tres años”.

Qué significa para la economía
Según el especialista, los pagarés bursátiles y los cheques de pago diferido son instrumentos que, por lo general, se utilizan para  financiar capital de trabajo.
“Hoy hay en el sistema bancario financiamiento para la adquisición de máquinas, pero hay muy pocas líneas para el financiamiento de capital de trabajo, y si uno va a instalar una máquina, seguramente va a necesitar comprar mercadería, dar más crédito para vender, para lo que se conoce como el ciclo dinero-mercadería-dinero”, explicó.
“Cuando la economía se empieza a mover, la necesidad de capital de trabajo es mayor”, por lo que este indicador del IAMC, junto a otros, puede dejar presuponer que la economía ya empezó a movilizarse.