Home  >   Marketing   >   En el futuro, fabricar autos no generará ganancias

En el futuro, fabricar autos no generará ganancias

crespo

Según un estudio global, dentro de unos años el negocio se centrará más en la capacidad de conectar a todos los participantes del mercado automotor en un ecosistema digital que en la cantidad de autos vendidos

Fabricar autos en el futuro ya no generará ganancias. Éste es uno de los resultados de la encuesta “Global Automotive Executive Survey 2017”, que KPMG International realizó entre ejecutivos de la industria automotriz mundial.
Según el informe, actualmente 85% de los entrevistados está convencido de que sus compañías obtendrán mayores ingresos con un ecosistema digital que con la simple venta de autos.
“Los resultados de la encuesta de este año demuestran que la industria automotriz se encuentra entre dos mundos: uno online y otro offline, que no se fusionarán en el largo plazo. Lo que necesitamos es una nueva dimensión en la que ambos puedan coexistir entrelazados”, reflejó Dieter Becker, referente global de la industria automotriz de KPMG.
“Para la industria esto significa que la simple rentabilidad de los productos ya no tiene más vigencia. El éxito de los fabricantes de autos ya no se medirá por la cantidad de vehículos vendidos sino por el valor del cliente respecto del ciclo completo, especialmente cuando el ecosistema digital esté listo para salir al mercado”, dijo Becker.

“Es por ello que los fabricantes deberán replantearse la situación. A largo plazo, sólo prevalecerán quienes logren atraer a clientes y llevar un registro de sus datos. Porque así es como se alcanza el éxito en la era digital”, agregó el directivo.
“La única solución posible para el dilema entre el mundo automotor y el digital es integrar todos los elementos de producción y comercialización en un solo ecosistema de nube virtual. Un sistema que conecte y una a todos los participantes del mercado, los consumidores finales y las compañías de informática y telecomunicaciones, al igual que a los proveedores tradicionales de hardware”, concluyó el informe.

Tendencia en Argentina
En Argentina, “las automotrices están encarando la renovación parcial de sus plataformas con productos que no sólo se vendan en el mercado local sino que tengan una posibilidad real de venta más allá de nuestro mayor socio comercial del Mercosur, que es Brasil”, señaló Eduardo Crespo, socio a cargo de la Industria de KPMG Argentina. “Muchas terminales encaran proyectos de fabricación de pick-ups -como Nissan, Renault, Mercedes-Benz, Volkswagen y Ford-, con la mira puesta no sólo en abastecer al sector agropecuario local sino pensando en llevar sus productos hasta el extremo norte del continente. Es de esperar que esta revolución global que está viviendo el mercado automotor mundial, en el cual la ganancia de la actividad va a estar más en el valor agregado de la tecnología (manejo con indicadores de seguridad automatizados, uso corriente de Internet para un manejo más seguro, motores eléctricos más eficientes y vehículos automáticos manejados por Internet) que en el armado y venta del automotor, vaya llegando a Argentina en forma más espaciada debido, sin dudas, a la necesidad de amortizar las nuevas inversiones en un tiempo razonable”, agregó Crespo.
Finalmente, es probable que el auto eléctrico no tenga una entrada masiva en el mercado argentino hasta bien entrada la próxima década. Ello será así, salvo un cambio tecnológico sorpresivo, por los altos costos que aún mantiene en comparación a los vehículos diésel o nafteros”, concluyó.