Home  >   Justicia   >   Validaron despido por viaje durante licencia médica

Validaron despido por viaje durante licencia médica

Tribunales

La dependiente se fue de vacaciones a Mendoza mientras tenía ordenado reposo. Para el tribunal, su conducta fue inadmisible y arrogante

La Sala 7ª de la Cámara del Trabajo de Córdoba consideró justificado el despido por pérdida de confianza de una empleada de la firma Underground SA, que explota el negocio de comidas rápidas Bubway, al quedar acreditado que mientras gozaba de una licencia médica por un accidente laboral hizo un viaje recreativo a la provincia de Mendoza, yendo en contra del reposo que le ordenó su médico tratante.
El accionar de la dependiente llegó a conocimiento de sus superiores porque les envió fotos a sus compañeros de trabajo e hizo comentarios sobre sus excursiones en la red social Facebook.
A su turno, la mujer negó la causal de despido invocada por la compañía y se originó el pleito, en el cual reclamó las indemnizaciones derivadas de un despido que consideró injustificado.
El vocal Arturo Bornancini estimó que la prueba permitía asegurar con “claridad meridiana” que la actora se encontraba con carpeta médica otorgada por la aseguradora de riesgos del trabajo (ART) -punto sobre el cual no hubo controversia- cuando se fue de vacaciones.
“Es obvio que si un trabajador se encuentra en esa situación debe guardar reposo y no utilizar esa baja laboral para otros fines y menos aún recreativos y en otra provincia”, enfatizó.
Asimismo, indicó que las expresiones de la reclamante en las redes sociales (fotos y comentarios) estuvieron “totalmente fuera de lugar”, acotando que de su atenta lectura surgía que pretendía burlarse de la patronal y de sus propias compañeras de trabajo.

“Viveza criolla”
Para el juez, puso de manifiesto una “viveza criolla” que ella consideró graciosa pero que, sin emabargo,  configuró un hecho inadmisible, al desplegar una conducta arrogante y “una señal de considerarse un ser superior al que nada le iba a ha suceder por esa exposición pública violatoria del principio de la buena fe”.
En consecuencia, determinó que quedó demostrado el presupuesto de hecho alegado por la demandada,  “más que suficiente” para determinar la pérdida de confianza invocada como fundamento del despido.