Home  >   Justicia   >   Polémica por el traspaso de 241 causas del fuero Correccional a la justicia penal

Polémica por el traspaso de 241 causas del fuero Correccional a la justicia penal

CAMBIO. Por el cierre de juzgados correccionales, las causas de ese fuero pasan a cámaras del Crimen.

CAMBIO. Por el cierre de juzgados correccionales, las causas de ese fuero pasan a cámaras del Crimen.

Los jueces habían enviado una misiva al Alto Cuerpo alertando sobre la situación de colapso que atraviesan. Miles de expedientes fueron “prearchivados” pero sólo en marzo suman 30 los pedidos de desarchivo. Los abogados aseguran que la crisis atraviesa todo el Poder Judicial. Los camaristas se reúnen hoy con la presidenta del tribunal superior de justicia, Aída Tarditti

Por Silvina Bazterrechea – sbazterrechea@comercioyjusticia.info

Que la justicia penal está al borde del colapso, según lo denunciaron los jueces y fiscales del fuero Penal del Poder Judicial de Córdoba, fue una frase poco feliz que generó un gran revuelo en tribunales. Hoy habrá una reunión formal entre miembros de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de Córdoba y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Aída Tarditti, para dialogar sobre la problemática planteada por los jueces en la nota que fue enviada por estos días al Alto Cuerpo cordobés.

El origen del reclamo comenzó el año pasado cuando se resolvió cerrar el fuero Correccional y girar todos esos expedientes a las cámaras del Crimen de la ciudad de Córdoba, que ahora suman a su competencia causas relacionadas con delitos culposos como accidentes automovilísticos, de violencia familiar (lesiones leves, amenazas), problemas vecinales, etcétera.
En un primer momento se estimaba que al menos mil eran las causas que iban a ingresar al fuero Penal a partir de marzo, cuando comenzara el sorteo de aquéllas. Sin embargo, según pudo averiguar Comercio y Justicia,  la cifra es ostensiblemente menor, llega a un total de 241. Si bien la cantidad  suena exigua, hay que aclarar que el resto de los expedientes – que  serían miles- fue enviado a “ casillero externo”, lo que implica que fue prearchivado y podría procederse a su apertura en cualquier momento. Precisamente eso es lo que ha venido ocurriendo en el último mes.
Marcelo Caminos, encargado de la Mesa de Entradas del fuero Penal, quien tiene a su cargo la tarea de proceder al desarchivo de estas causas correccionales, explicó a este medio que durante marzo, a pedido de alguna de las partes, se procedió al desarchivo de un promedio de una causa por día -es decir, un total de 30 durante ese mes-. Atento a esta situación, es de esperarse que la cantidad de causas que terminen en el fuero Penal supere la cantidad sorteada originalmente.

Viejos reclamos
Los planteos de la nota que los jueces y fiscales enviaron al TSJ no son nuevos. Ya cuando se anunció el cierre del  fuero Correccional,  los magistrados advirtieron al Alto Cuerpo de que iba a colapsar el fuero Penal. En ese contexto es que se dispuso la creación de una nueva cámara del Crimen, en un intento por paliar la situación.
La solución no conformó a los jueces quienes, por el contrario, la tildaron de insuficiente. Al respecto, Mario Capdevila, presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales, recordó a este medio que la Cámara 10ª -por mencionar un ejemplo- está avocada exclusivamente a la megacausa del Registro de la Propiedad, con lo cual la creación de una nueva Cámara no mejoró la situación. Además, señaló que no se puede olvidar que el fuero Penal de la Justicia provincial también entiende en las causas de narcomenudeo, lo que generó más carga de trabajo en el último tiempo.

Reconocer la crisis
Conocido el planteo de los magistrados, los letrados cordobeses se sumaron a las críticas. El presidente del Colegio de Abogados, Héctor Echegaray, aseguró a este diario que la Justicia “ya colapsó, no está al borde de que ello ocurra”.
Respecto de la situación puntual en el fuero Penal, Echegaray recordó los  resultados de la última encuesta realizada por el colegio a sus matriculados, que revela la falta de celeridad  para resolver e investigar, tanto de las cámaras del Crimen como de las fiscalías de Instrucción.
El letrado fue más allá al advertir de que la crisis del Poder Judicial no se limita al fuero Penal. La mora judicial en los tribunales del Trabajo “llega a siete años”, destacó.
Echegaray aseguró que lo primero que tienen que hacer las máximas autoridades es reconocer la emergencia y tomar medidas inmediatamente.
Para él, cambiar la asignación presupuestaria del Poder Judicial, dotarlo de mejor infraestructura y de más recursos humanos es el inicio de una mejora en el servicio de justicia.
También considera importante una reforma en el Consejo de la Magistratura provincial. Éste “podría ocuparse de auditar a los juzgados para analizar la mora  en cada uno de ellos -tal como ocurre a nivel nacional”, explicó.  Y agregó: “ la presidencia del cuerpo debería ser rotativa y no ser sólo ejercida por un miembro del Poder Judicial”.

Estado de situación

-En diciembre de 2016 dejó de funcionar el fuero Correccional. Luego de un análisis de las causas, se resolvió enviar 241 expedientes a la justicia penal para su tramitación.

-Otros miles de expedientes pasaron a “casillero externo”. En marzo, 30 fueron desarchivados
y pasaron al fuero Penal

-Los letrados  cordobeses consideran que la lentitud es uno de los principales problemas del Poder Judicial, según la última encuesta realizada por el Colegio de Abogados de Córdoba