Home  >   Justicia   >   Polémica en Bolivia por iniciativa que legaliza aborto para mujeres pobre

Polémica en Bolivia por iniciativa que legaliza aborto para mujeres pobre

Embarazada Espera

El proyecto que estudia una comisión de la Cámara de Diputados propone varias causas que justifican la interrupción del embarazo. La Iglesia emitió un duro comunicado

El Poder Legislativo de Bolivia abrió el debate sobre la posibilidad de legalizar el aborto para mujeres en situación de pobreza extrema.
El proyecto de ley que estudia la Comisión de Justicia Plural de la Cámara de Diputados propone varias causas que justifican la interrupción del embarazo, por una sola vez, hasta las ocho semanas de gestación.
También plantea otras situaciones para darle luz verde al procedimiento, como el hecho de que la mujer sea estudiante o ya tenga al menos tres hijos.
La falta de recursos suficientes para mantener a una familia sin caer en la pobreza extrema es otro escenario incluido en la iniciativa.
Además, la propuesta de reforma del Código Penal boliviano despenaliza  el aborto en cualquier etapa de la gestación en los casos en que haya riesgo para la vida o para la salud integral de la embarazada, malformaciones fetales incompatibles con la vida, si el embarazo fuere fruto de una violación o en caso de que la madre sea adolescente.
En tanto, determina que si el aborto está al margen de las situaciones mencionadas, la mujer que lo haga podrá ser sancionada con una pena de uno a tres años de prisión. Asimismo, prevé que quien la obligue a interrumpir el embarazo afrontará una sanción de tres a diez años de cárcel.

“Eugenesia social”
La iglesia Católica ya reaccionó ante la suerte de “eugenesia social” que impulsa el gobierno de Evo Morales.
La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) emitió un comunicado en el cual enfatizó que “el Estado está obligado a crear políticas públicas orientadas a mejorar la vida de las personas y políticas educativas de apoyo a la mujer embarazada y de prevención de la violencia, para que la vida en sociedad sea posible para todos”. Además, los obispos ratificaron su defensa del “derecho a la vida” y recordaron las palabras del papa Francisco, en su visita al país, cuando exhortó “a proteger y cuidar a los más vulnerables” y “a trabajar por la vida y la dignidad de todos, especialmente de los más pobres”.

Colonización
Paralelamente, denunciaron que el proyecto “introduce una colonización ideológica extranjera, que descarta a niños y niñas por nacer vulnerables y acepta la triste violencia del aborto como un supuesto camino para solucionar problemas sociales y económicos”.
La CEB también enfatizó que la propuesta “distorsiona el sistema penal introduciendo la pobreza como razón de impunidad”.
El plan desató polémica entre los grupos más conservadores y religiosos pero también recibió críticas de los militantes que apoyan la despenalización del aborto.