Home  >   Justicia   >   Para Bonadio, CFK lideró una “banda” para lavar dinero

Para Bonadio, CFK lideró una “banda” para lavar dinero

cristina_fernandez

El magistrado también incriminó a sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner; a su sobrina, Romina Mercado, y a los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez. Se trata del tercer procesamiento dictado en contra de la ex jefa de Estado desde que dejó el poder

El juez federal Claudio Bonadio procesó por asociación ilícita, lavado de activos y negociaciones incompatibles y le prohibió salir del país a la ex presidenta Cristina Fernández; a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner; a su sobrina, Romina Mercado, y a los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez, entre otros, en la en marco de la causa “Los Sauces”.
Se trata del tercer procesamiento dictado en contra la ex mandataria desde que dejó el gobierno. Cabe recordar que ya fue enviada a juicio oral por la venta de dólar futuro y el que el juez federal Julián Ercolini la procesó por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en favor de Báez.
En este caso se investiga el alquiler de propiedades de la sociedad anónima Los Sauces a empresarios que supuestamente se beneficiaron con la obra pública ejecutada en la gestión Kirchner.
Según entendió el juez, la ex mandataria fue la  “jefa” de una banda dedicada a lavar de activos de origen ilícito, con habitualidad.
“Surgen del sumario elementos de fuerza procesal por ahora suficientes como para determinar , en principio, que tanto Fernández de Kirchner como Máximo Kirchner son los jefes de la banda a la que luego de la muerte de su padre ingresó Florencia Kirchner, contando a partir de allí con poder de decisión sobre la sociedad”, indicó el magistrado, quien embargó a la ex presidenta, a su hijo, a López y a Báez por 130 millones de pesos cada uno y por 100 millones a Florencia.
Para el juez, los empresarios fueron “organizadores” de la asociación ilícita e indicó que se formó con el objeto de recibir, obra pública mediante, contratos de locación de la firma Los Sauces SA por parte de empresas de los denominados grupo Báez, Grupo Indalo, Grupo Sanfelice, Solvencia Crediticia SA y la Asociación Mutual Siempre Joven.
En cuanto a Máximo Kirchner, señaló que con el aval de su madre y de su hermana se encargaba, como director o miembro del directorio de Los Sacues SA, de celebrar -en algunos casos-, los acuerdos de alquiler.
Durante la investigación a cargo de Bonadio y del fiscal Carlos Rívolo se hallaron numerosas irregularidades en la documentación contable de Los Sauces y se reveló un entramado y vinculación de nombres y sociedades.
El flujo de dinero que entraba principalmente de parte de López y Báez -hoy detenido en la cárcel de Ezeiza- se movía entre las cuentas de “Los Sauces” y de la “Sucesión de Néstor Kirchner”, sociedad familiar conformada para administrar los bienes luego de la muerte del ex presidente, sucedida en octubre de 2010.

Operatoria
La operatoria denunciada es similar a la de la causa “Hotesur”: alquiler de habitaciones que nunca se ocuparon con la sospecha del reintegro de fondos de la obra pública concedida por los Kirchner a López y Báez, principalmente.
Bonadio determinó que el caso Los Sauces debe sumarse a la investigación que tienen a cargo Ercolini y el fiscal Gerardo Pollicita, en la que se analiza el negocio de la obra pública vial recibida por Báez y el Caso Hotesur.
Para Bonadio, como existe conexidad subjetiva y objetiva los expedientes deben ser acumulados.

Los Sauces

La causa “Los Sauces” se inició en abril de 2015 con la  denuncia de la diputada Margarita Stolbizer (GEN), quien expuso que la empresa  se usó como “pantalla” para la sociedad constituida por Néstor, Cristina y Máximo Kirchner, en 2006.
n Se trata de uno de los hoteles de la ex familia presidencial que le alquiló a las empresas Valle Mitre, Loscalzo y del Curto, Kank y Costilla, Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia.
n La hipótesis del juez es que con el movimiento de la firma se cometieron varios delitos, ya que casi la totalidad de sus ingresos provinieron de dos empresarios beneficiados con negocios estatales.