Home  >   Justicia   >   Es excesivo fijar alimentos en 25% del sueldo

Es excesivo fijar alimentos en 25% del sueldo

padre e hijo

Los jueces consideraron que -por el alto haber que percibe el padre- la suma asignada supera las necesidades que tienen los dos hijos menores de edad. Destacaron la actitud del padre quien, antes de que la Justicia resolviera, actualizó los montos para atender a los requerimientos de los niños

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de La Pampa admitió el recurso de apelación interpuesto por un progenitor y, en consecuencia, revocó una sentencia de grado que fijó la cuota alimentaria para los dos hijos menores en 25 por ciento de los haberes que percibe. De este modo, los jueces establecieron una suma fija por mes, que debe actualizarse.
En el caso, los ingresos del progenitor provienen de la remuneración mensual que le abona la empresa empleadora, sobre la cual la sentencia de primera instancia fijó una cuota alimentaria de 25% de aquéllos.
En este contexto, el tribunal destacó que el padre “nunca tuvo intenciones de evadir su responsabilidad como alimentante de sus dos hijos menores”, y que “siempre se preocupó que a éstos no les faltara nada, actitud que mantuvo durante todo el trámite del proceso”.
En segundo lugar, los jueces subrayaron el hecho de ofrecer inicialmente la suma mensual de $4.500 y, frente a la lentitud del proceso, elevarla por decisión unilateral, sin que nadie se lo solicitara, primero a la suma de $6.000 y luego a $7.200.

Para los magistrados, el progenitor consideró el “poder adquisitivo del dinero por efecto del flagelo inflacionario”, y sin que nadie se lo pidiese y atendiendo a las necesidades de sus dos pequeños hijos, “hizo lo que todos los alimentantes deberían hacer, esto es, adelantarse a la lentitud de los procesos judiciales y atender de un modo concreto, práctico y rápido a las necesidades actuales que pudieran tener su hijos menores de edad”.
Continuó el fallo: “Eso es lo que hizo el padre en autos, lo que debe ser interpretado como una conducta procesal elogiable y por demás demostrativa de la buena fe y verdadero interés con la que actuó durante todo el procedimiento, procurando que a sus hijos nada les falte”.

Excesivo
Los vocales tampoco compartieron lo dicho por el juez de grado cuando sostuvo que “para el futuro no resultaba razonable continuar con el pago de una cuota fija, ya que los ingresos de progenitor continúan incrementándose en función de los aumentos salariales que se le otorgan, (…) siendo por ello justo y equitativo fijar como cuota alimentaria un porcentaje de los ingresos (…)”.
Específicamente,  los vocales determinaron que el hombre “recibe una buena remuneración” y por ello “el haber fijado como cuota alimentaria el 25% de esos haberes (…) excede con creces la totalidad de las necesidades de su hijos menores (…)”.