Home  >   Justicia   >   Cristina reiteró que es víctima de una persecución política

Cristina reiteró que es víctima de una persecución política

cristina

No respondió preguntas, negó todas las acusaciones y pidió su sobreseimiento.  Solicitó ser
juzgada por un magistrado imparcial y acusó a Macri de presionar a los jueces. Con la declaración de la expresidenta cerró la ronda de indagatorias. En los próximos días Bonadio deberá resolver sobre el procesamiento de la exfamilia presidencial

Siguiendo el paso de sus hijos y  tal como estaba previsto, la  expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentó ayer en los tribunales de Comodoro Py y se negó a responder preguntas ante el juez federal Claudio Bonadio.  Mediante un escrito negó las acusaciones de corrupción en la causa Los Sauces, pidió su sobreseimiento e insistió en que es “víctima de una persecución judicial sin antecedentes”.  La ex mandataria se presentó pasadas las 9 por una puerta lateral del edificio de Tribunales, donde se desplegó un fuerte operativo de seguridad. Minutos después, ingresó al despacho del magistrado para la indagatoria. Allí dejó un escrito con fuerte contenido político y se retiró.
“Tal como lo he  manifestado en reiteradas ocasiones resulto objeto de una persecución judicial y mediática que no registra antecedentes en nuestro país, al menos en los períodos democráticos, y que en mi caso particular se extiende a mis hijos Máximo y Florencia Kirchner, en especial, a esta última”, apuntó Cristina en su presentación ante el magistrado.
En otro tramo del escrito de 16 carillas,  rechazó las acusaciones: “Los contratos de alquiler celebrados con Lázaro Báez, a los que se agregan los de Cristóbal López, pretenden ser calificados como un supuesto de lavado de dinero. Tal imputación resulta ridícula y contradictoria con todos los elementos de prueba ya incorporados a la causa”.
Y agrega: “Se trata de contratos reales y genuinos, sobre inmuebles cuya existencia fue constatada a través de reiterados allanamientos, con inquilinos reales de carne y hueso, y en los que todos los movimientos económicos se realizan por el circuito bancario”.
En su página personal Cristina subió el escrito en el que denuncia una persecución contra su familia.
“En esta causa, la persecución adquiere ribetes tragicómicos: se le asigna a mi hija, Florencia Kirchner, el carácter de miembro de una asociación ilícita constituida cuando ella contaba tan sólo con doce años de edad. Ni siquiera al actual Gobierno se le ocurriría, al menos todavía, reducir la edad de responsabilidad penal de los menores hasta ese insólito límite”, señaló.

Contra Bonadio y Macri
Además, la ex jefa del Estado cargó sus tintas contra Bonadio y denunció supuestas presiones del Gobierno de Cambiemos a los jueces. “Como cualquier persona tengo derecho a ser juzgada por un juez imparcial, circunstancia que ni remotamente reúne el magistrado a cargo de esta causa, como es de público y notorio”, señaló.
Luego, apuntó contra Macri: “Sólo las presiones que desde el Poder Ejecutivo se ejercen sobre los jueces, no sólo a través del Consejo de la Magistratura -controlado por el Gobierno-, sino mediante las increíbles e inéditas declaraciones públicas del Presidente de la Nación reclamando la renuncia o exigiendo la destitución de jueces que no fallan de acuerdo a lo que quiere el Gobierno, han permitido que V.S. [por Bonadio] continúe al frente de esta causa y como titular de este juzgado”.
Con la declaración de ayer cerró  la lista de indagatorias en la causa “Los Sauces”.  Ahora Bonadio deberá decidir si procesa a la familia Kirchner o nolo hace.  Se espera que tome esa decisión en los próximos días.