Home  >   Economía   >   Volvió a caer la conversión a GNC: el peor marzo en 8 años

Volvió a caer la conversión a GNC: el peor marzo en 8 años

gnc

En Córdoba hubo 1.403 traspasos a esa tecnología, 44,7% menos que un año atrás. Si bien creció levemente respecto a febrero, el total de vehículos impulsados por ese combustible fue inferior al de ese mes. La caída en la brecha respecto a las naftas, la clave. Estudian nueva suba en surtidor

Las conversiones de vehículos a Gas Natural Comprimido (GNC) alcanzó en marzo pasado en Córdoba a 1.403 unidades, 44,7 por ciento por debajo del mismo mes del año pasado.
Más aún, de acuerdo a las estadísticas del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), el mes pasado fue el peor marzo desde 2009.
Si bien las conversiones no son claramente estacionales, el dato marca sin embargo una realidad que ya se venía observando desde mediados del año pasado.
Es que la baja en la instalación de equipos obedece principalmente a la disminución de la brecha entre los combustibles líquidos y el GNC.
En ese marco, de mantenerse ese criterio, las conversiones a Gas Natural Comprimido deberían bajar aún más en los próximos meses.
La situación se concretaría si, tal como se analiza, se produce una nueva suba del GNC en surtidor y, por el contrario, se verifica una baja en el precio de los combustibles líquidos.
Esa última premisa ocurrirá hoy cuando las estaciones de servicio apliquen la baja del 0,1 por ciento en las naftas y del 2,6 por ciento en el gasoil a partir de una decisión tomada por el Ministerio de Energía y Minería.
Esa situación se mantendrá por el trimestre abril-mayo-junio.
En tanto, el precio del GNC podría aumentar la semana próxima.
El tema aún no está plenamente definido. De hecho, anoche era motivo de análisis por parte de referentes del sector de expendedores.
Si bien el Enargas dispuso nuevos cuadros tarifarios desde el primero de abril pasado en todos los segmentos del servicio, esto es producción, transporte y distribución, los estacioneros continúan analizando el impacto de esos nuevos valores y su correlato en los impuestos que van a anexos al insumo.
Fuentes del sector consultadas por Comercio y Justicia aseguraron que la suba al público rondaría entre los 50 centavos a un peso por metro cúbico.
Así, la brecha entre el GNC y los combustibles líquidos volvería a acortarse y afectaría una vez más el ritmo de conversiones.
La situación es aún más marcada en el interior donde el precio del gas se ubica dos o tres pesos por encima del vigente en Córdoba capital, con precios de la nafta que copian tal brecha.
La ecuación es sencilla. Un equipo de GNC tiene un valor de entre 12 y 17 mil pesos, depende la tecnología que se elija o la acorde a cada auto.
Si la brecha del gas con la nafta no es tan importante, el período en que se amortiza el equipo (siempre dependerá de la cantidad de kilómetros mensuales que se le realicen al vehículo), se prolongará cada vez más e impactará negativamente en las decisiones de recambio.
En paralelo, muchos de los vehículos nuevos de modelos de entrada de gama, vienen con motores chicos de muy bajo consumo, situación que también incide a la hora de resolver un traspaso.
Por lo demás, si bien la conversión a GNC cayó en marzo respecto al año pasado, creció con relación a febrero.
Sin embargo, la cantidad de vehículos impulsados a ese combustible fue en marzo de 288.253 unidades, más de mil unidades menos que en febrero.
El dato demuestra que fueron más los autos que se dieron de baja o bien que no renovaron la oblea, respecto a los que se convirtieron a Gas Natural Comprimido, siempre según datos del Enargas para Córdoba.
Respecto al resto del país, el panorama es similar.