Home  >   Economía   >   Para los analistas, la inflación tendrá un pico de 2% en abril

Para los analistas, la inflación tendrá un pico de 2% en abril

Paritaria Docente Archivo

El BCRA difundió los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). En cuanto al incremento de precios en el acumulado anual de 2017, las perspectivas muestran un porcentaje de 20,8%

En la jornada de ayer, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) difundió los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).
En el informe distribuido a la prensa se destaca que para los especialistas consultados, la inflación en 2017 puede tener un pico máximo de 2% intermensual en abril. En tanto, luego de esta medición máxima descendería a 1,5%.
“Las proyecciones de los analistas indican que la tasa mensual de inflación minorista medida a través del IPC Nivel general para el Gran Buenos Aires (GBA) sería de 1,8% en marzo, 2% en abril -reflejando la corrección esperada de precios regulados- y luego disminuiría hasta 1,5% entre mayo y julio y a 1,4% en agosto”, dice el informe.
Por otro lado, respecto del incremento anual de precios, las expectativas todavía se mantienen por encima de las metas de la entidad monetaria y del Gobierno nacional, que hoy están guiando la negociación paritaria.

“En cuanto a la inflación esperada para el corriente año, los analistas pronostican una variación interanual de los precios para diciembre de 2017 de 20,8%, 3,8 puntos porcentuales por encima del límite superior de la meta de inflación fijada por el BCRA para el año (12% – 17%)”.
En tanto, la evolución prevista para los próximos años confirma una trayectoria de precios con tendencia desinflacionaria.

Impulso al ahorro
Por otro lado, la máxima entidad monetaria decidió ayer rebajar 2% los encajes bancarios, revirtiendo así de manera parcial el aumento de 4% que había dispuesto el año pasado, en lo que se considera una medida destinada a mejorar el rendimiento de la tasa de interés que los bancos pagan por los depósitos a plazo fijo.
En un comunicado también difundido en la tarde de la jornada de ayer, el organismo dijo que “la reducción de encajes puede mejorar las tasas que las instituciones pagan por los depósitos a plazo”, ya que el encaje actúa en la práctica como un impuesto a los depósitos bancarios.
Al reducirse el porcentaje, se produce un estímulo para que los bancos tomen más depósitos, lo que va en línea con el “eje central de la actual gestión del Banco Central (que) es fomentar un sistema financiero más profundo, y la clave para conseguirlo es que el ahorro en los bancos se vuelva más atractivo”.

No obstante, aun luego de esta baja, los encajes se mantienen en un nivel que garantiza la liquidez del sistema, aclaró el ente monetario en su comunicado.
En cuanto al efecto de esta medida en los agregados monetarios, a pesar de que la disposición produzca una baja en la base monetaria, el BCRA espera que no afecte la cantidad de dinero, que se determina endógenamente dados los niveles de actividad y tasa de interés.