Home  >   Economía   >   Para ampliar el Centro Cívico, Córdoba vuelve al mercado a vender propiedades

Para ampliar el Centro Cívico, Córdoba vuelve al mercado a vender propiedades

Se liberó al demandado Superior Gobierno de la Provincia de Córdoba de abonar el rubro.

Se liberó al demandado Superior Gobierno de la Provincia de Córdoba de abonar el rubro.

Será por medio de alguna modalidad de compulsa de precios. Incluirá remanentes de la ex Corincor pero también nuevas dependencias que quedarían vacantes tras la decisión de ampliar el panal y radicar allí nuevos ministerios. El Pizzurno no sería enajenado. Definen mecanismo para construir la futura Legislatura

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

El Gobierno provincial volverá en breve al mercado inmobiliario para vender propiedades bajo su jurisdicción, entre las que se encuentran predios remanentes en manos de la ex Corporación Inmobiliaria Córdoba (Corincor) y nuevos bienes que quedarían vacantes tras la ampliación del Centro Cívico.
La decisión fue confirmada a Comercio y Justicia por el ministro de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa, quien -no obstante- evitó anticipar detalles de cuáles serían los nuevos inmuebles a enajenar.
Con todo, adelantó que, entre las propiedades a poner en venta, no se analizan sumar los predios del Pablo Pizzurno, que hoy albergan el Ministerio de Desarrollo Social.
La intención oficial es, luego de concretar el inventario, salir al mercado “antes de fin de año”, anticipó Sosa.
Tampoco adelantó el funcionario qué tipo de mecanismo se utilizará para la venta, esto es licitación pública, concurso de precios o subasta.
De todas formas, sí confirmó que se realizará por el propio Gobierno y no por medio de la creación de alguna entidad como la ex Corincor, nacida al amparo de las leyes del Nuevo Estado en el año 2000 y que fue liquidada en abril de 2014 tras un decreto firmado por el ex gobernador José Manuel de la Sota.
Entre los inmuebles remanentes que manejó aquella corporación, el más emblemático por su valor es parte de un campo contiguo a la Colonia Emilio Vidal Abal, de Oliva.

La estrategia oficial se enmarca en la decisión de trasladar diferentes Ministerios al actual Centro Cívico.
En esa línea, también se ubica la determinación de construir un nuevo edificio para la Legislatura.
En rigor, la ampliación del Centro Cívico con el traslado de más ministerios no es una decisión nueva.
De hecho, al momento de construirse la actual Casa de Gobierno se habló de una ampliación para llevar otras carteras a ese predio. La ampliación se concretará en el espacio que hoy ocupa el estacionamiento de los empleados, en dirección al nudo vial que tiene como centro al Hombre Urbano.

En tanto, en el otro sector, en dirección a la avenida 24 de Septiembre, se ubicará la futura Legislatura.
A propósito, Sosa descartó de plano cualquier posibilidad de enajenar ese edificio aunque tampoco adelantó cuál será su destino.
La intención oficial es lanzar en las próximas semanas el llamado a licitación para construir el futuro edificio legislativo.
Para ese fin, se otorgará en concesión y por un plazo que aún no se definió, la playa subterránea que se construirá como parte del proyecto.
En ese marco, la idea es que las empresas que compitan en la compulsa, oferten un “adelanto del canon” a la Provincia, fondos con los que el Gobierno cubrirá en parte el costo de la nueva edificación, cuyo presupuesto aún no trascendió.
La idea es que todo ese esquema esté en definido y en marcha antes de fin de año.

Tres años después
La decisión de la Provincia de volver al mercado inmobiliario se produce tras poco más de tres años, cuando en abril de 2014 el entonces gobernador José Manuel de la Sota resolvió la liquidación de esa sociedad creada al amparo de la Ley 8836 de Modernización del Estado, votada en marzo del año 2000 durante la primera gestión del propio De la Sota.
La sociedad anónima había sido conformada con el objeto de “la administración y enajenación de inmuebles que le transfiera el Poder Ejecutivo”.
Durante su ejercicio, la Corincor concretó ventas por más de 300 millones de pesos.
La más resonante fue la venta de los precios del ex Batallón 141 a la Corporación América por un total de 107,5 millones de pesos.
En esa etapa, hasta 2007, también tuvo a su cargo el proceso de venta del edificio del Shopping Patio Olmos. Asimismo, en 2006, vendió a Porta Hermanos, el terreno de la ex Villa El Pocito por 11,5 millones de pesos, esto es casi cuatro millones de dólares conforme la cotización de la divisa para esa fecha.
Luego de una etapa de letargo, volvió al ruedo en 2010, ya durante la gestión de Juan Schiaretti, para poner en venta las sedes de numerosas comisarías, cuyo producido fue invertido en nuevos edificios en lugares diferentes de los originales.
En ese marco, también se ofrecieron -y en muchos casos se lograron- vender diferentes terrenos en capital (los predios de la ex Villa Richardson) y campos en el interior.
Uno de los que se ofreció en diferentes ocasiones pero que no logró venderse fueron las 317 hectáreas de un campo propiedad de la Provincia como parte de la Colonia Vidal Abal, de Oliva.
Por lo demás, la decisión de liquidar la Corincor se produjo después de un tiempo sin actividad y, según constaba en el decreto respectivo, luego de que “la Corincor ha cumplido acabadamente las metas que le dieron origen”.

300 millones de pesos

Fue el monto total que recaudó la Provincia por la venta de inmuebles gestionados por la ex Corporación Inmobiliaria Córdoba (Corincor).

Disuelta esa Sociedad Anónima en 2014, ahora la enajenación de nuevas propiedades se concretará por el propio Gobierno.

Por medio de un mecanismo que aún no se informó (podría ser la subasta), se buscará fondear la ampliación del Centro Cívico.

El ex Batallón 141, los predios de la ex villa El Pocito e incluso  la venta del Patio Olmos en US$10 millones al grupo IRSA fueron parte de las operaciones a cargo de la ex Corincor. La actividad de la sociedad generó fuerte polémica desde su creación. Ahora, las ventas serán hechas por el propio Gobierno.