Home  >   Economía   >   Otra señal de la crisis: cayó cantidad de residuos recolectados en 2016

Otra señal de la crisis: cayó cantidad de residuos recolectados en 2016

basura-reciclada

El año pasado fueron 744,3 mil toneladas, 3,5% menos que en 2015. Se trata de residuos sólidos urbanos. Sin una política contundente de separación en origen y tratamiento diferenciado, por ahora el análisis de la baja tiene relación principalmente con el ciclo económico. El récord fue en 2008, con 934 mil toneladas. En tanto, en 2002, en plena crisis, cayó a 529.206

La cantidad de residuos sólidos urbanos recolectados en la ciudad de Córdoba y transportados al predio de enterramiento de Piedras Blancas fue en 2016 de 744,3 mil toneladas, 3,5 por ciento menos que la reportada en 2015.
Los datos oficiales informados por la Municipalidad de Córdoba marcan así una caída en el tonelaje transportado luego de tres años de suba consecutiva. La cantidad de residuos generados por la ciudad y transportados luego al predio de enterramiento es una señal más respecto de la caída en el consumo y en general en el nivel de actividad económica.
Ocurre que hasta tanto no se concrete una fuerte política de recolección diferenciada y se genere una cultura de la separación en origen -de hecho, los residuos secos van a los denominados “puntos verdes” y no se computan en el ingreso a Piedras Blancas- cualquier reducción en la cantidad de basura ingresada a ese predio de enterramiento tendrá que ver con el ciclo económico más que con cualquier otra situación.
“El tema tiene que ver básicamente con la situación económica. No obstante, se percibe una recuperación en las toneladas transportadas”, señaló a Comercio y Justicia el director de Higiene Urbana, Daniel Verseci.
De hecho, en el detalle por mes, se evidencia un quiebre en el último trimestre del año, con un fuerte incremento de las toneladas transportadas respecto al mismo período del año pasado. Por ejemplo, en diciembre, se transportaron 76,1 mil toneladas frente a 58,8 mil de 2015. A fines de ese año ya el consumo aparecía golpeado tras la devaluación y suba de precios.
Por lo demás, el año pasado, la cantidad de toneladas transportadas fue mayor que la registrada en 2014.  La suba fue de 10,1 por ciento.
El anclaje de la cantidad de residuos transportados y, en definitiva, generados respecto a la situación económica en general se puede observar a lo largo de los años en una serie que incluye datos desde 1988.
Claro que el volumen generado entonces era menor en buena medida porque la población también lo era.
Como fuere, es difícil comparar la situación de entonces con la de los últimos años, debido al tipo de servicio que había entonces.
En función de esas estadísticas, por ejemplo, en 1989 se verificó la menor cantidad de toneladas recolectadas, cuando se reportaron 178,5 mil toneladas. El tonelaje fue relativamente bajo hasta mediados de los años 90. De hecho, desde 1995 cuando se situó en 390 mil toneladas pasó a 708 mil en 1999.
Muestra de la incidencia económica en la evolución del indicador es el dato de 2002 cuando luego de tocar 821,5 mil toneladas en 1998, bajó a 529,2 mil toneladas ese año, tras la devaluación.
Respecto a los últimos años, el récord fue en 2008 cuando se transportaron 934,6 mil toneladas. Al año siguiente, con el impacto de la crisis y en medio de un año recesivo, cayó a 670,5 mil toneladas y aún más en 2010 cuando tocó un piso de 577 mil toneladas.
En cuanto a los residuos “secos”, los datos informados aparecen desactualizados. Corresponden a 2013 y llegaron a 2.644,4 toneladas, cifra que se mantuvo casi similar a la del año inmediato anterior. Más allá de que esa cifra haya aumentado, sigue siendo marginal respecto al volumen total de residuos sólidos urbanos.