Home  >   Economía   >   Mestre afina el presupuesto y aguarda datos sobre subsidios para transporte

Mestre afina el presupuesto y aguarda datos sobre subsidios para transporte

mestre

La Municipalidad de Córdoba enviará en las próximas horas al Concejo Deliberante el proyecto de Presupuesto para 2018 junto con el paquete de iniciativas económicas mientras espera que la Nación defina la política de subsidios al transporte para el año próximo, clave para establecer el precio del boleto desde 2018.
Al igual que la Provincia, el intendente Ramón Mestre deberá presentar una pauta sin saber de manera fehaciente con qué recursos contará por parte de la Nación y de la Provincia en materia de distribución de fondos.
Si bien es habitual que el proyecto presentado suponga una proyección de los fondos que le enviará la Provincia -el Presupuesto provincial siempre entra después que el municipal-, a diferencia de otros años, la comuna no tiene en claro algunos puntos claves vinculados a obras y demás recursos que girará la Nación.

Con todo, como el proyecto requiere doble lectura y audiencia pública intermedia, hay tiempo de modificar la pauta a tenor de los datos que surjan de la Nación e incluso de la Provincia.
Por lo pronto, un tema que desvela año tras año a los municipios, y en este caso al de Córdoba, es el esquema de subsidios nacionales al transporte.
Es conocida ya la postura del presidente Mauricio Macri de ir desactivando el esquema de aportes en todos los frentes, incluido el transporte.
Para el año próximo, el Presupuesto que envió la Nación al Congreso incluye un congelamiento de los aportes por esa vía. En términos prácticos, implicará menos fondos que este año.
Esos menores recursos implicarían un esfuerzo extra de cada jurisdicción para atender el costo de la prestación del servicio de transporte urbano.
Eso sin contar la suba que se debatirá en principio en diciembre en el Concejo Deliberante por los mayores costos generados en 2017 en el servicio.
La baja real de subsidios ya fue un tema que se proyectó para este año pero -finalmente, por presión de los municipios del interior- no terminó de impactar. Sí, en cambio, hubo una suba del precio del gasoil subsidiado, parte de los mayores costos que las prestatarias reclaman y que la comuna deberá atender.