Home  >   Economía   >   La Nación refinanciará deuda de Córdoba por $2.209 millones

La Nación refinanciará deuda de Córdoba por $2.209 millones

deuda

Será a 48 meses de plazo y a una tasa de 15% anual. El plan de pagos incluye los vencimientos de capital e intereses que operan en 2017. El acuerdo puede firmarse mañana cuando el gobernador Schiaretti se reúna con el ministro Dujovne. El mandatario planteará sus críticas al reparto del IVA coparticipable

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

El Gobierno nacional refinanciará los vencimientos de intereses y capital de la deuda que la Provincia de Córdoba mantiene con esa administración, que en total se ubica en 2.209,04 millones de pesos.
Concretamente, acordará un plan de pagos para todos los vencimientos que operen este año y que, según datos oficiales, suman 315,5 millones de pesos.
La decisión fue confirmada a Comercio y Justicia por fuentes oficiales luego de que en las últimas horas quedó preacordado el convenio.
La intención de la Provincia es que el acuerdo se suscriba mañana en el marco de la reunión que mantendrá el gobernador Juan Schiaretti con el ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne. Como fuere, la decisión política de la Nación ya está tomada.
De hecho, ese plan de pagos será el mismo que ofrezca al resto de las provincias que hasta ahora estaban “bajo el paraguas” del programa de refinanciación de deudas lanzado por la entonces presidenta Cristina Fernández en 2010.
Según datos a los que accedió este medio, la refinanciación incluye 187,2 millones de pesos de capital y 128,3 millones de pesos de intereses, conceptos que en rigor la Nación retiene mensualmente, que ahora comenzarán a pagarse recién dentro de un año (período de gracia) y luego se abonarán en 48 cuotas mensuales a 15 por ciento de interés anual.
De esta forma, Córdoba volverá a contar con refinanciación de deudas por la Nación luego de tres años, cuando quedó al margen del programa lanzado en 2010.
Ideado por la administración de Cristina Fernandez, ese plan reemplazó los hasta entonces vigentes, primero el Programa de Financiamiento Ordenado (PFO) y luego del Programa de Asistencia Financiera (PAF).
Ambos apuntaban a refinanciar las abultadas deudas de las provincias con la Nación, principalmente generadas por el rescate de las cuasimonedas que emitieron por la crisis posconvertibilidad.

Con todo, esos programas, lejos de resolver el problema de las deudas, terminaron impactando negativamente -en muchos casos- por el interés que se aplicaba sobre el capital adeudado.
En ese marco, durante la gestión de Cristina Fernandez se resolvió un nuevo plan, esta vez para refinanciar las deudas pendientes a una tasa fija de 6 por ciento, que reemplazó el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Además de un período de gracia  de dos años para el pago de los vencimientos, el programa incluía la compensación de parte de los pasivos con Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que el Gobierno de Fernandez había acumulado en los últimos años sin distribuir entre las provincias. Para Córdoba implicó beneficios concretos porque era uno de los distritos más expuestos en su pasivo con la Nación.
El inicio del pago de capital de interés, esto es el fin del período de gracia, fue luego extendido sucesivamente para todos los adherentes al plan.
Sin embargo, desde enero de 2014 Córdoba quedó fuera del programa, decisión nacional que el entonces gobernador José Manuel de la Sota interpretó como parte de la “discriminación” de la Nación hacia Córdoba; y atribuida por aquélla a que la Provincia no desistía de los juicios que tenía entablados con esa administración, entre ellos el radicado en la Corte Suprema por el tema previsional.
Esa situación derivó en que la Nación comenzara a retener mensualmente entre $60 millones y $70 millones en concepto de capital e intereses del pasivo.
La llegada de Mauricio Macri, además de un cambio en el signo político del Gobierno nacional, implicó también un drástico cambio en la relación con Córdoba, ahora gobernada por Juan Schiaretti.
Más allá de los acuerdos para financiar obras y emitir deuda, sobre fines del año pasado las partes resolvieron el dilatado conflicto por el tema previsional. Ese acuerdo incluyó el desestimiento del juicio ante la Corte por parte de Córdoba, radicado en 2011, además del reconocimiento de parte del déficit de la Caja de Jubilaciones.
Parte de esos fondos fueron a compensar parcialmente la deuda que Córdoba mantenía con la Nación, la misma que había dejado de refinanciarse en 2014.
De esta forma, pasó de $5.636,8 millones, al cierre de 2013, previo a que comenzaran a pagarse los vencimientos pendientes, a $2.209 millones al 31 de diciembre del año pasado.
Por ahora, el plan para refinanciar el pasivo de las provincias sólo incluiría los vencimientos de este año.

Deuda consolidada

El pasivo de Córdoba con la Nación alcanzaba 2.209 millones de pesos al 31 de diciembre
pasado.

Ese monto representaba 7,75% del pasivo total a esa fecha, de 28.498,8 millones de pesos.

Sin embargo, esa deuda total se ubicó en cerca de 40 mil millones de pesos luego de las sucesivas emisiones de títulos en dólares, aunque luego bajará por el pago del Boncor 2017.