Home  >   Economía   >   González Fraga contra Schiaretti, ahora por créditos y escrituras

González Fraga contra Schiaretti, ahora por créditos y escrituras

fraga

Cuestionó al mandatario por pretender emparentar los préstamos atados a UVA con la Circular 1050. En paralelo, dijo que Córdoba está entre los distritos que más demoran en escriturar, “situación que atenta contra la línea de hipotecarios”. Lo hizo luego de reunirse con la Ceduc. La respuesta de la Provincia

El presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Javier González Fraga, cuestionó ayer al gobernador Juan Schiaretti al señalar que “o es ignorante o actua de mala fe” porque emparentó los créditos hipotecarios atados a la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) con la Circular 1050 vigente durante la última dictadura militar, que golpeó a miles de familias argentinas que buscaban financiar su primera vivienda.
Al mismo tiempo, Fraga criticó a la Provincia por la demora en la escrituración de lotes, casas y departamentos, “situación que atenta contra la dinámica de los nuevos créditos hipotecarios”. El titular del BNA habló con Comercio y Justicia luego de disertar en el Coloquio Industrial organizado por la Unión Industrial de Córdoba (UIC), que se desarrolla entre ayer y hoy en el hotel Sheraton.
González Fraga hizo referencia a las potencialidades del crédito hipotecario que, según indicó, ya cuenta con 10 mil desembolsos concretados en el caso del BNA y con chances de otorgar otros 20 mil antes de fin de año. En ese marco, dijo que desde ayer y a tenor del aumento del dólar y, por consiguiente, de las propiedades, ya está operativa la suba de 25 a 30 por ciento de la relación cuota-ingresos, de tal manera de ampliar el monto desembolsable.
Asimismo, también se extendieron plazos hasta 40 años para, en la misma línea, poder contar con un monto mayor para afrontar la suba en el precio de los inmuebles. “Estamos estudiando un seguro de cambio para atender a situaciones como ésta, donde la suba del dolar impacta en los valores vigentes al momento de gestionar el préstamo”, señaló.
Asimismo, anticipó que se avanza a buen ritmo con la línea de créditos para desarrollistas. “Ya tenemos 120 proyectos en gestión por unas 15 mil viviendas”, remarcó.

Si bien no dio precisiones sobre cuántas de esas iniciativas correspondían a Córdoba, el titular de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos (Ceduc), César Martínez, dijo que son unos 12 proyectos por algo más de 1.000 unidades. Fue en ese marco, al avanzar con el tema de los hipotecarios, que González Fraga aprovechó para responderle al gobernador Juan Schiaretti. Y lo hizo por doble vía.
“O el gobernador Schiaretti ignora la 1.050 o tiene mala fe en el comentario que hizo. La 1050 se basó en la tasa de interés, no en el índice de precios, y las tasas son muy volátiles. Esta vez no tiene nada de parecido porque la inflación generalmente sube menos que el salario y lo más probable es que en 30 años le gane a la inflación. No obstante, si la inflación le llega a ganar al salario se estiran los años del crédito. Creo que la afirmación ha sido desafortunada, por lo menos”, señaló. “No hubo mala fe. Schiaretti dijo que (los créditos atados a UVA) tenían olor a la 1050 porque estaban atados a una variable que no la manejan. Por eso nosotros en Córdoba (en los créditos que tiene la Dirección de Vivienda o en el Lo Tengo) actualizamos con tope en salarios”, respondió el ministro de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa.
En cuanto a las demoras en las hipotecas, la crítica de González Fraga fue más genérica. Al respecto, dijo que “la provincia de Córdoba es de las que mayor demora tienen para poder escriturar”. En rigor, este medio presenció una charla informal que González Fraga tuvo con el secretario de Modernización y Comunicación del municipio, Marcelo Cossar.
Previo a disertar, el titular del BNA le pidió a Cossar que la comuna agilice los trámites para que se puedan escriturar las propiedades y así mejorar la oferta disponible para gestionar hipotecarios. Cossar respondió que el municipio trabajaba en una norma para permtir un final de obra exceptuando algunos requisitos vigentes y que el problema estaba en la Provincia.
“Estamos de acuerdo (en la demora en la escrituración) pero que se lo reclame a la Municipalidad”, dijo el ministro Sosa. “Nosotros hemos digitalizado Catastro y el Registro, por lo que en todo caso seremos responsables del 5 por ciento de la demora que aduce”, completó.
La consulta exigía entonces ir a la Ceduc y conocer la postura de los desarrollistas. Al respecto, Martínez dijo que hay culpas concurrentes aunque la situación original parte de la Municipalidad, que debe dar el final de obra, sin el cual no se puede ir a Catastro provincial y finalmente al Registro de la Propiedad para inscribir la escritura. “Todo el trámite demora unos dos años. No podemos ofrecer ni las casas ni departamentos por la línea de hipotecarios y debemos venderlos por otra vía”, indicó Martínez.
El empresario aseguró que el municipio trabaja en un proyecto para permitir el final de obra en loteos previo a la totalidad de la infraestructura exigida. Al mismo tiempo, los desarrollistas presentaron un proyecto de “final de obra superurgente” para que también se pueda escriturar un departamento aun sin todos los servicios esenciales.
En el caso del trámite de la Provincia, dijo que también tiene su demora, que estimó en seis meses.

Línea para desarrollistas

La Ceduc planteó al titular del BNA las dificultades para viabilizar el acceso a la línea de créditos
hipotecarios.

Martínez dijo que hay 12 proyectos en gestión, pero bloqueados porque el Nación exige una calificación del negocio previa al desembolso, que aún no logran destrabar.

La promesa de González Fraga es que el tema se solucionará en los próximos 30 días, de forma de habilitar los desembolsos.