Home  >   Economía   >   Gobierno venderá campo del Ejército en Córdoba por US$100 millones

Gobierno venderá campo del Ejército en Córdoba por US$100 millones

ramon lanus

Se trata de un predio de más de 8.000 hectáreas en el sur de la provincia, que forma parte de un conjunto de bienes a enajenar y parcelar para usufructo de pequeños productores

El Gobierno realizará entre noviembre y diciembre subastas públicas por las cuales se venderán 8.276 hectáreas que el Ejército tiene hoy en Establecimiento Ordóñez, provincia de Córdoba, por las que se espera recaudar unos 100 millones de dólares. La intención es que esas tierras productivas sean adquiridas por pequeños y medianos productores.
Para eso, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) decidió que se vendan 47 lotes de entre 50 y 370 hectáreas en el llamado Establecimiento General Paz y que se establezcan líneas de crédito de los bancos Nación y de Córdoba para que los chacareros puedan concretar la compra.
Además, para evitar la concentración de lotes en un mismo comprador, la agencia que comanda Ramón Lanús decidió limitar la adquisición: cinco lotes para el caso de que el potencial comprador sea una cooperativa agropecuaria y dos lotes para el resto de los interesados.
La AABE indicó que del total de los fondos obtenidos en las subastas, 70 por ciento “serán invertidos por el Ejército en bienes de capital y el 30 por ciento se destinará a cubrir diferentes necesidades que tienen hoy los argentinos”.
Lanús destacó la convocatoria a subasta pública lograda “luego de seis meses de trabajo, junto a entidades agropecuarias como Federación Agraria, Cartez y Coninagro, productores locales, legisladores provinciales y el intendente de la municipalidad de Ordóñez, que permitieron consolidar un proyecto que resultará beneficioso para todos”.
En marzo pasado, el Gobierno nacional había adelantado su intención de vender esas tierras del Ejército en Córdoba, y otras en Mendoza. En ese marco, las entidades rurales de pequeños y medianos productores reclamaron que se fijaran condiciones para que los compradores fueran chacareros y no los grandes “jugadores” del sector agrícola.
La enajenación de bienes bajo la órbita del Estado nacional no es nueva y ha incluido a lo largo de los últimos años diferentes dependencias ubicadas en distintos puntos del país.