Home  >   Economía   >   Exhortan a legisladores a ampliar la discusión de la LRT

Exhortan a legisladores a ampliar la discusión de la LRT

senado

La sede Córdoba de la Asociación Argentina de Derecho del Trabajo cuestionó el proyecto y sostuvo que mediatiza y condiciona el acceso a la justicia. Ello en referencia a que prevé que la actuación de las comisiones médicas jurisdiccionales constituirá la instancia administrativa previa, de carácter obligatorio.

El oficialismo logró el lunes un dictamen de mayoría en Diputados para modificar la Ley de Riesgos del Trabajo. El proyecto quedó en condiciones de ser aprobado hoy en el recinto de Diputados, en sesiones extraordinarias.
En este marco, la Asociación Argentina de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social Córdoba (Aadtss), se pronunció cuestionando la iniciativa y exigió ampliar el debate sobre el tema.
“Exhortamos a los legisladores a no tomar una resolución, una aprobación apresurada. A estudiar una reforma integral de la ley haciendo eje en un sistema de prevención y mejoramiento de las condiciones de trabajo y que estas alternativas sean debatidas con los sectores sindicales, empresariasles, académicos y profesionales”, subrayó a Comercio y Justicia César Arese, presidente de la Aadtss en Córdoba.

El proyecto en cuestión dispone que “la actuación de las comisiones médicas jurisdiccionales constituirá la instancia administrativa previa, de carácter obligatorio y excluyente de toda otra intervención, para que el trabajador afectado, contando con el debido patrocinio letrado, solicite la determinación del carácter profesional de su enfermedad o contingencia, la determinación de su incapacidad y las correspondientes prestaciones dinerarias previstas en la Ley de Riesgos del Trabajo”.
Se establece luego que, “una vez agotada” esta instancia, “las partes podrán solicitar la revisión de la resolución ante la Comisión Médica Central”.
Los abogados y jueces nucleados en la asociación laboralista local sostienen que se debe trabajar sobre “una ley de prevención en materia de accidentes, de mejoramiento de condiciones de medio ambiente de trabajo, condiciones que constituyen las reales causas de litigiosidad “.

“Las modificaciones introducidas al proyecto en el trámite parlamentario no satisface la necesidad de garantizar a los trabajadores el acceso a la tutela judicial efectiva porque mediatiza la respuesta a su requerimiento de satisfacción, tanto en manifestaciones en especie como dinerarias. Entre otras cuestiones, obliga a los trabajadores a litigar ante el tribunal radicado en al Comisión Médica jurisdiccional. Esto implica que el trabajador de Villa Dolores, por ejemplo, tenga que litigar en Córdoba porque en esa ciudad del interior no hay Comisión Médica para este trabajador”, ejemplificó Arese.
Por otro parte, explicó que, según el proyecto, los recursos ante la Comisión Médica tienen efectos suspensivos.
“Se está aprobando un proyecto que va a afectar severamente al derecho de defensa de los trabajadores. Además, la ley implica un avance del poder federal sobre las autonomías provinciales porque obliga a las autoridades provinciales a adherir a la ley resignando las provincias una etapa jurisdiccional”, criticó.

El proyecto –que ya fue aprobado en el Senado- fue avalado en un plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto y Hacienda, en el que el oficialismo contó con el acompañamiento del grueso del Frente Renovador, de Sergio Massa, y el bloque Justicialista, de Diego Bossio y Oscar Romero.
En cambio, el Frente para la Victoria-PJ, liderado por Héctor Recalde; la izquierda, representada por Néstor Pitrola; y el progresismo, liderado por Margarita Stolbizer, rechazaron la iniciativa oficial al advertir que limitará el derecho de los trabajadores de recurrir a la Justicia en caso de accidentes laborales. También se opuso al proyecto Facundo Moyano.
Por su parte, Héctor Daer confirmó en la comisión del lunes pasado su apoyo a la iniciativa, pero aclaró que “no es la ley de la CGT” sino “la propuesta por el Poder Ejecutivo”, y reconoció que la central obrera “hubiera preferido una ley de prevención” de riesgos de trabajo.