Home  >   Economía   >   El turismo de verano crece pero sin una “explosión”

El turismo de verano crece pero sin una “explosión”

turismo1

Durante las dos primeras semanas del año, 5,7 millones de personas viajaron por Argentina, según informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. En tanto, 1,5 millón de turistas partieron a distintos destinos de Uruguay, Brasil y Chile

Unas 5,7 millones de personas visitaron distintos puntos del país durante la primera quincena de enero y gastaron $22.400 millones, de acuerdo con un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Esta cantidad de viajeros significa 6% más que en la misma época de 2017 y el gasto total realizado se incrementó 28,5% respecto del mismo período del año pasado.
En tanto, la estadía promedio fue de 4,3 días (algo menor de lo habitual) y el gasto diario aproximado se ubicó en $920.
“La temporada 2018 viene presentándose con comportamientos atípicos. Los turistas viajan más salteado, estadías cortas pero con una o dos frecuencias en la estación veraniega, buscan playa, seguridad, precio, calidad, propuestas culturales y recreativas, además de cercanía”, indicó CAME.
Por otra parte, alrededor de 1,5 millón de turistas se fueron a veranear a las playas uruguayas, chilenas o brasileñas.
Sólo a Uruguay se estima que llegaron 750.000 argentinos en la primera quincena y a Brasil 400.000, durante el mismo período.
“Para los que buscan ‘turismo-shopping’ el país no es competitivo, para el resto sí. Comer, dormir y cargar combustible sale lo mismo o menos en la Costa Atlántica que en las playas vecinas”, indicó la CAME.

Calculos estimados
Según informó la CAME, a una familia tipo que vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), viajar una semana a Mar del Plata -contando alojamiento, comida y combustible- le cuesta $37.323 y es 9% más barato que ir a Punta del Este, 11% que Florianópolis, 36% que Santiago de Chile y 75% que Miami.
En cambio, saliendo desde San Juan, el costo para ir una semana a Mar del Plata asciende a $43.038, mientras que ir a Santiago de Chile es 20% más económico, comparó el informe.
Por último, la entidad destacó que “en la Costa Atlántica, para abaratar y hacer la estadía acorde al presupuesto, las familias prescinden de las carpas, que siempre fueron un factor problemático por los costos excesivos”.
“En Pinamar, por ejemplo, alquilar una carpa sale entre $900 y $1.800 por día, cuando en Río de Janeiro cuesta $60″, indicó el informe.

Precios y ventas
En este verano, según informó CAME, el aumento interanual de precios es de alrededor de 20%. “Las ventas minoristas se mueven poco. Las familias compran reducido todo lo vinculado con rubros que no hacen a sus vacaciones y eso se nota en las calles, que si bien están repletas de gente, pocas circulan cargando bolsas. Los bares y restaurantes se mantienen con buena actividad”, señala el informe.

Detalles del informe

Argentina perdió participación en el turismo joven y en el internacional, dos nichos que suelen ser determinantes en “una buena temporada”.

Las localidades costeras concentran buena parte del turismo nacional. Pinamar y Cariló están entre las ciudades más caras.

Según CAME, se registró buen movimiento en ciudades de la Patagonia, San Luis, Córdoba y Mendoza.