Home  >   Economía   >   El Gobierno pretende prorrogar la Promoción Industrial y aumentar 30% los montos de subsidios al empleo

El Gobierno pretende prorrogar la Promoción Industrial y aumentar 30% los montos de subsidios al empleo

grafico

Se trata de la ley 9727, cuya vigencia venció el pasado 31 de diciembre. El Ministerio de Industria redactó el proyecto y otorgó en febrero los beneficios contemplados en la norma a seis empresas que presentaron sus carpetas antes de fin del año pasado. Aún quedan promociones por entregar y la cartera promete “mostrarse activa”. Entre otros, se ofrecen exenciones sobre Ingresos Brutos, Inmobiliario y Sellos (por 10 años), así como sobre giros monetarios por contratación de mano de obra y consumo de energía eléctrica (por 5 años)

Por Cecilia Pozzobon - cpozzobon@comercioyjusticia.info

El Gobierno de la Provincia pretende prorrogar el Régimen de Promoción Industrial establecido en la ley 9727, que venció el pasado 31 de diciembre y estaba dirigido principalmente a las pequeñas y medianas industrias que realizarn inversiones, desarollaran nuevos productos o ampliaran la nómina de personal, entre otras iniciativas.
La normativa que se busca extender ofrece exenciones en impuestos provinciales tales como Ingresos Brutos (IIBB), Inmobiliario y Sellos (por un plazo general de 10 años), así como así en subsidios monetarios por contratación de nueva mano de obra y consumo de energía eléctrica (por un plazo de cinco años).
Además, prevé el subsidio a la coordinación de “grupos asociativos” y el “desarrollo de proyectos innovadores a través del Programa Emprende INNdustria”, que busca fomentar la creación de emprendimientos industriales innovadores a partir de un aporte de hasta $360.000 (hasta $240.000 en el primer año y hasta $120.000 en el segundo año), efectuados por una empresa ya existente, consolidada, de cualquier sector, que oficiará de madrina.
Lo cierto es que con la ley vencida, el Ministerio de Industria como parte del Ejecutivo pretende que se extienda su vigencia. Para ello, la nueva iniciativa ya fue redactada por la cartera que conduce Roberto Avalle y espera su pronto tratamiento legislativo.
Según confirmó a Comercio y Justicia el secretario de Industria, Pablo de Chiara, el proyecto básicamente contempla la prórroga de la vigencia de la ley y la actualización de los montos a otorgar a las firmas en concepto de subsidios por la contratación de mano de obra, que era de 900 pesos por cada nuevo trabajador que se sumara a la base de la nómina de empleados (durante los dos primeros años); 750 pesos para cada uno de ellos durante los dos años subsiguientes y 450 pesos para el último año de este beneficio.
“El incremento que hemos solicitado está en el orden del 30 por ciento”, indicó De Chiara.

Con régimen vencido
Vale aclarar que la 9727 vino a reemplazar al régimen de promoción industrial establecido en la ley 9121, vigente entre agosto de 2003 y agosto de 2008, que también contemplaba exenciones en impuestos provinciales por un plazo de 10 años y subsidios por contratación de mano de obra y consumo de energía por el plazo de cinco años, algunos de los cuales aún están vigentes.
Según informó el Ministerio, “a la fecha gozan de los beneficios de la ley 9.121 unas 206 industrias. Durante 2016 se vencieron 45 promociones de las cuales 14 se adecuaron a alguna de las otras leyes vigentes extendiendo los beneficios”.
En tanto, para 2017 son 62 las empresas que perderán los beneficios, y en función de ello la cartera indicó que “se está haciendo un trabajo de encuadre a las nuevas normativas, mediante el cual ya se logró el ingreso de ocho expedientes para su tratamiento”.

La ley 5319
Otro régimen de promoción vigente es el de la ley 5319, que está dirigido a las todas las industrias radicadas o que se radiquen en la provincia de Córdoba, que también prevé exenciones en IIBB, Inmobiliario y Sellos. En este caso, el plazo varía de 10 a 14 años, dependiendo del lugar de radicación de la industria, mediante lo cual se busca favorecer aquellas firmas que se ubiquen en jurisdicciones menos desarrolladas -como las del norte y noroeste de Córdoba-.
Bajo este “paraguas”, son 39 las firmas beneficiarias de exenciones impositivas. Para el caso puntual de las exenciones en IIBB, el importe depende del porcentaje de las inversiones que realizan las industrias comparado con el residual de bienes de uso.
Asimismo, cinco son las firmas que gozan del beneficio “provisorio”, consistente en la exención del Inmobiliario y Sellos, otorgado por la ley 5319 hasta que se concreten las inversiones anunciadas, con un plazo máximo de dos años.
“Entre los años 2015 y 2016, las empresas que actualmente gozan de los beneficios definitivos de la ley realizaron inversiones computables por 576,1 millones de pesos aproximadamente”, informó el Ministerio a este medio.
Respecto de la 9727, suman 169 las empresas que gozan del beneficio definitivo de exenciones impositivas en IIBB, Inmobiliario y Sellos desde la puesta en marcha de esa norma, allá por el año 2010.
“Dichas exenciones no tienen costo monetario para la Provincia ya que la promoción consiste en otorgar exención en el incremento de IIBB. En líneas generales, las empresas que solicitan los beneficios de la 9727 ya gozaban de exención impositiva a través de la 9121 y/o ley 9.505”, explicó la cartera.

Asimismo, cinco empresas gozan actualmente del beneficio provisorio (exención del Inmobiliario y Sellos) otorgado por la ley 9727 hasta que se concreten las inversiones, con un plazo máximo, en este caso, de un año.
Por otra parte, 19 empresas gozan de los beneficios definitivos de la ley 5319 y en forma complementaria los de la ley 9727, en general con relación a los subsidios otorgados al incremento de la mano de obra y del consumo de energía eléctrica.
También tres firmas son las que gozan de los beneficios provisorios de la ley 5319, que solicitan en forma complementaria los beneficios de la 9727.
“Desde la entrada en vigencia de la ley, el monto de las inversiones computadas para las 192 firmas beneficiadas asciende a 619,7 millones de pesos aproximadamente”, explicaron, y agregaron: “Desde la vigencia se liquidaron aproximadamente 10,8 millones de pesos en concepto de subsidio en el consumo de energía eléctrica, y el monto de subsidios por incremento en la cantidad de trabajadores, también desde la vigencia de la ley, es de 16,6 millones de pesos”.
Dijo a Comercio y Justicia el ministro de industria, Roberto Avalle: “Es una ley para ser otorgada y no para ser mezquinada”.
Y dijo: “Recibimos la propuesta y tratamos de darle la mayor celeridad posible. En el momento en que ya está resuelto el otorgamiento, se lo llevamos en mano al empresario, porque es un modo de reconocerle el esfuerzo que hace en materia de inversión, de desarrollo de nuevos productos o de incorporación de personal. Tratamos de esa manera de ponernos a disposición del empresario no sólo a través del otorgamiento de un beneficio burocrático como son los que están previstos en la ley, sino con la presencia que a veces ayuda”.
Según los datos provistos por el ministerio, del total informado anteriormente, en 2016 se otorgaron 39 promociones mediante la ley 9727.
El monto de las inversiones computadas para el otorgamiento del beneficio definitivo alcanza la suma de 119,9 millones de pesos, aproximadamente.

Además, a la fecha se liquidaron 9.784 subsidios a mano de obra por un total de 6,9 millones de pesos, y se erogaron aproximadamente 6 millones de pesos más en concepto de subsidios al consumo eléctrico.
“Cabe destacar que con la prórroga de la 9.727, de diciembre de 2014, el monto de las inversiones realizadas entre 2015 y 2016 alcanzó aproximadamente 60% del total de las efectuadas en los cuatro años anteriores, es decir, entre 2010 y 2014”, subrayaron (ver gráfico pág. 4).
Consultado sobre si hay un incremento en las inversiones industriales, Avalle indicó: “Si bien es cierto que durante el año pasado hubo una especie de aletargamiento en la toma de decisiones de inversión, es como que de a poquito esas decisiones se van dando. Sucede que hay algunas que pueden postergarse un tiempo, pero no sin definición de fechas porque a lo mejor hacen a las posibilidades de mejora en la competitividad que puede tener esa industria”.
Y agregó: “No quiero significar con esto que el empresariado está lanzado totalmente, ni de manera masiva, a hacer inversiones, pero sí notamos que de a poco se está empezando a movilizar”.
En cuanto a la repercusión de éstas en los puestos de trabajo, el funcionario explicó que las empresas que deciden tomar personal lo hacen “porque efectivamente lo justifican con un mayor nivel de demanda que puedan llegar a esperar, en función de alguna inversión determinada”.
Y dijo: “Yo creo que de la misma manera en que los empresarios tuvieron una gran responsabilidad en no haber provocado despidos masivos -porque esto es algo que hay que reconocerles públicamente- ahora van tomando personal, pero de manera muy cautelosa, en función de resultados reales o muy esperables”.
Respecto de los rubros que están generando mayor cantidad de inversiones, Avalle aseguró: “En el interior, son las del sector agroindustrial sin lugar a dudas. Toda la cadena de valor agroindustrial es de los sectores que más motivados están en la concreción de inversiones e incorporación de personal”.
Y concluyó: “En el interior se siente un clima de negocio mucho más desahogado del que se vive acá en la capital, porque en la ciudad de Córdoba, es indudable que el sector metalmecánico tiene una influencia muy importante y, si bien es cierto que las automotrices ya están concretando inversiones muy importantes, son de maduración lenta y van a demorar un año en que se traduzcan en mejoras e inversiones en sus proveedores y demás. Es un proceso más lento pero seguramente vamos a verlo hacia fin de año”.

Durante febrero pasado
EL MINISTERIO ENTREGÓ SEIS PROMOCIONES A EMPRESAS CORDOBESAS

Luego del receso del mes de enero, el Ministerio de Industria de la Provincia concedió los beneficios contemplados en las leyes de Promoción a seis empresas que presentaron las solicitudes antes del 31 de diciembre pasado, cuando venció la vigencia de la ley 9727.
Una de las beneficiarias fue la empresa Palmar, que tiene su planta en la ciudad de Córdoba y una trayectoria de casi 60 años dedicada a la fabricación de ladrillos cerámicos. En esta última etapa, esa firma triplicó su capacidad de producción: la llevó a 50.000 toneladas mensuales, convirtiéndola en una de las plantas más grandes y eficientes del país. Realizó una inversión de más de 33.400.000 pesos.
Otra fue el Molino Viada, emplazado en el Parque Industrial de Villa del Rosario, que cuenta con una trayectoria de 16 años dedicado a la elaboración de harinas de trigo y alimentos balanceados para bovinos. Sus productos abastecen gran parte del mercado nacional y tiene proyecciones para alcanzar nuevos mercados. Esta firma realizó una inversión superior a 4.200.000 pesos.
Sorzana, de Villa María, es una empresa con más de 15 años de experiencia dedicada a brindar soluciones informáticas de alto valor aplicando normas de avanzada ingeniería y calidad.
Cuatro Ases, de Altos de Chipión, es una firma familiar (de dos generaciones) que comenzó con la producción de colchones de poliuretano, en 1995, en la ciudad santafesina de Rafaela. En 1997 se trasladó a Altos de Chipión, donde también comenzó con la fabricación de colchones de resorte de acero templado y muebles de living de la marca “Elegante”. En la actualidad se encuentra en un centro industrial en las afueras de esa localidad, donde cuenta con más de 5.000 m2. En 2011 adquirió nuevas maquinarias totalmente automáticas, que permitieron duplicar la producción. Realizó una inversión de 5.400.000 pesos.
Argenbal, en Morteros, puso en funcionamiento en 2008 una planta elaboradora de alimentos balanceados. Una vez posicionada, desarrolló productos para las distintas categorías de ganado: desde el nacimiento, su desarrollo y la etapa plena de producción de leche y carne. En 2009, emprendió una importante obra de ampliación. Realizó una inversión de 18.000.000 pesos.
Finalmente, Torletti-Hidrar, en San Francisco, empresa dedicada a la fabricación de prensas y guinches hidráulicos, realizó una inversión de 500.000 pesos para para ampliar la producción.

 

Para obtener los beneficios de la ley 9727

Los postulantes deben presentar un proyecto industrial que persiga modernización o innovación en productos y/o procesos; protección del medio ambiente; implementación de sistemas de gestión de calidad; inversión en activos fijos; conformación de grupos asociativos; y creación de empresas industriales innovadoras.
Según el tipo de proyecto, los beneficios que se otorgan son exenciones del pago de impuestos provinciales; subsidios por: cada nuevo trabajador, al consumo de energía eléctrica incremental, de hasta 50% de los honorarios del coordinador para grupos asociativos y para capacitación; y asignaciones para financiar proyectos innovadores.