Home  >   Economía   >   Coyuntura internacional, cosecha y política del BCRA, factores de incidencia en el dólar

Coyuntura internacional, cosecha y política del BCRA, factores de incidencia en el dólar

dolares

Especialistas consultados por Comercio y Justicia explicaron los factores que traccionan la suba. También delinearon algunos escenarios posibles para lo que resta del primer trimestre del año. Por Luz Saint Phat – lsaintphatcomercioyjusticia.info

En la jornada de ayer, la cotización del dólar subió 17 centavos en la plaza minorista y cerró en 19,94 pesos para la venta al público, según el precio promedio que relevó el Banco Central de la República Argentina (BCRA).
Sobre esta tendencia alcista de la moneda estadounidense, Comercio y Justicia consultó a especialistas, quienes explicaron los principales factores que traccionan la suba y esbozaron algunos escenarios posibles para lo que resta del primer trimestre del año.
“Hoy existe un factor coyuntural que tiene que ver con la suba de tasas en Estados Unidos. Esto funciona como una aspiradora de dólares de los países emergentes”, indicó Víctor Beker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE), de la Universidad de Belgrano.

En un sentido similar se expresó Marcelo Capello, economista Jefe y presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), de la Fundación Mediterránea. “En los últimos días está primando el efecto de las noticias económicas que provienen de Estados Unidos, con subas de salarios que suelen ser seguidas de aumento en la inflación, lo que preludia futuras nuevas subas de la tasa de interés en Estados Unidos y con ello la presión de los capitales financieros por salir de algunos mercados emergentes”, dijo.
“En este sentido, como Argentina se halla inmersa en un plan gradual de reducción del déficit fiscal, la probable menor disponibilidad de financiamiento internacional en los próximos meses para nuestro país y/o la suba en el costo de dicho financiamiento, la vuelve más vulnerable que algunos otros países emergentes, y eso alienta también la salida de capitales” agregó.
En este contexto, el escenario del primer trimestre respecto del tipo de cambio estará signado por el comportamiento de distintas variables ligadas a la coyuntura internacional, los dólares de la cosecha y las decisiones que tome el BCRA, indicaron los economistas consultados.

“Creo que la tendencia alcista de la moneda puede extenderse a lo sumo hasta mediados de marzo”, aseguró Beker, al tiempo que explicó que “una vez que empiecen a ingresar los dólares de la cosecha y los provenientes del programa de endeudamiento del Gobierno, la situación se va a estabilizar”.
Aun así, el titular del CENE anticipó que el valor del billete verde puede llegar a $21 al finalizar el período enero- marzo de 2018, aunque señaló la importancia del comportamiento de la máxima autoridad monetaria en este punto. “El Central tiene las reservas necesarias para contrarrestar una suba del dólar que no sea acorde con lo esperado por el Gobierno”.
Por su parte, Capello indicó que el valor futuro de aquél “depende especialmente de cómo sigan las noticias en materia económica y financiera internacional y las decisiones que tome la Fed. Si en Estados Unidos la tasa de interés sube menos de lo previsto y/o Argentina reduce más rápido que lo comprometido su déficit fiscal, la situación local tenderá a calmarse. De lo contrario, puede seguir el exceso de demanda en el mercado local de cambios”.

En cuanto a la cotización que puede existir al finalizar el primer trimestre, Capello especificó que “dependerá de las noticias sobre la economía internacional y lo que haga la Fed, aunque si aquéllas no ayudan, la duda es si el Gobierno local dejará subir mucho más el tipo de cambio, por los riesgos que esto genera sobre la tasa local de inflación”.
Y agregó: “Si bien en el Gobierno y el BCRA hablan de no intervenir en el mercado de cambios, lo más probable es que si el dólar tiende a seguir subiendo, surjan acciones para ponerle un techo a corto plazo y así controlar indirectamente la tasa de inflación. Por tal motivo, estimo que lo más probable es que al final del primer trimestre el tipo de cambio no haya subido mucho más que la inflación visualizada en los primeros tres meses del año”.

Incidencia en precios y sectores
Sobre la influencia de la suba del dólar en los precios, Capello indicó que “en las actuales circunstancias esperaría un traslado moderado (a precios), con relación a la suba observada en el tipo de cambio”.
Mientras, respecto de la incidencia en los distintos sectores de la economía, el especialista precisó: “Cuando sube el tipo de cambio hay sectores que ganan (o pierden menos) y sectores que pierden (o ganan menos). Ganan los exportadores y los que compiten con las importaciones. Podrían perder quienes dependen más del poder adquisitivo de los salarios y el mercado interno, por cuanto una suba del tipo de cambio suele traducirse en alguna proporción en suba de precios, y luego en alguna caída del salario real y el consumo. Por esta última razón, una suba fuerte del tipo de cambio suele resultar inicialmente recesiva, aunque puede transformarse en expansiva a mediano o largo plazos, cuando responden exportaciones y sustitutos de importaciones”.