Home  >   Economía   >   Cayó la molienda y buscan mercados externos para sostener la actividad

Cayó la molienda y buscan mercados externos para sostener la actividad

soja

La industrialización de las oleaginosas se retrajo 19,7% en el primer bimestre del año. En el caso de la soja, la baja fue de 21% interanual. El procesamiento de girasol, en cambio, se incrementó 11%. Debido a la importancia del sector en la provincia, la Bolsa de Cereales y el ProCórdoba desarrollan un programa exportador

Durante el primer bimestre del año, la molienda de oleaginosas cayó 19,7% interanual, principalmente debido a la retracción de 21% en el procesamiento de soja, lo que equivale a una merma de 1,4 millones de toneladas frente a igual período de 2016, según un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCC).
“La menor industrialización puede estar asociada a la escalada en el precio de la soja durante enero y febrero, producto de las inclemencias climáticas de diciembre y enero, así como por cuestiones de disponibilidad estacional de mercadería, algo normal al inicio de una nueva cosecha”, analizaron los especialistas.
En la información por jurisdicciones se observó que Santa Fe y Buenos Aires mostraron caídas en la molienda de soja de 23% y 29% respectivamente, mientras que Córdoba prácticamente se mantuvo sin cambios.
En el caso del girasol, segunda oleaginosa en orden de importancia a nivel de industrialización, se vió un repunte de 11% en el procesamiento durante el primer bimestre de 2017, asociado al aumento de 6,7% en la producción a nivel nacional y la remoción de las retenciones que “afectaban al cultivo y sus derivados durante los ciclos anteriores”.
En cuanto al desempeño por provincia, tanto Buenos Aires como Córdoba vieron una retracción en el procesamiento de 33% y 15% respectivamente, mientras que Santa Fe exhibió un aumento de 43% frente al primer bimestre de 2016, indicó la BCC.
Molienda de cereales
En enero, la molienda nacional de maíz sumó 423.000 toneladas, 6,3% menos que en igual mes de 2016.
La Bolsa indicó que “analizando por rubros, Alimentos Balanceados y Molienda Húmeda fueron las actividades con mayor disminución en el nivel de procesamiento, con bajas de 8,5% y 5,8% respectivamente”.
En tanto, el rubro que muestra la mayor suba es el de molienda seca, que creció 5,8% interanual, aunque en términos de participación es la actividad de menor incidencia.
En trigo, la molienda llegó a 436.000 toneladas en enero, 17,5% más en términos interanuales. Allí, Buenos Aires y Córdoba fueron las que más crecieron.

Molienda en Córdoba
La Bolsa destacó que las actividades de procesamiento de granos “son de gran importancia para Córdoba. Su contribución al agregado de valor es clave para disminuir la incidencia que posee el transporte terrestre sobre el valor de los productos”.
Aseguró que permite generar eslabonamientos productivos entre actividades como la producción de carne, leche y ovoproductos, así como con otras ramas de la industria.
Asimsimo, remarcó que realiza un aporte “muy significativo en términos económicos”, ya que se contabilizan alrededor de 240 empresas dedicadas a la molienda de maíz, trigo, soja, alimento balanceado y otros productos radicadas en la provincia, “originando más de 15.000 puestos de trabajo en el interior, motorizando a su vez un gran número de servicios y emprendimientos”.
En función de ello y teniendo en cuenta que una de los problemas de las pequeñas y medianas empresas que se dedican a la molienda es la capacidad ociosa en sus plantas, que va en un rango de entre 30% y 50% según el tipo de actividad (lo que vuelve pesada la carga de los costos fijos de las fábricas), la Bolsa de Cereales de Córdoba y la Agencia de Promoción de Exportaciones de la Provincia de Córdoba (ProCórdoba) trabajan en un programa de desarrollo exportador destinado a pymes cordobesas, con el objetivo de incursionar en los mercados externos y contribuir a la captación de negocios.

Supermercado del mundo
Molineros proyectan exportar dos millones de toneladas en dos años

El presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera, Diego Cifarelli, resaltó que Argentina puede producir 2,5 veces lo que consume, por lo que el objetivo es potenciar la salida exportadora.
Sólo en el año 2016 se obtuvieron 57.737 millones de dólares por los envíos al exterior, cifra que representa 40% de las exportaciones totales del país.
Durante la campaña 2016/ 2017 se produjeron 18,39 millones de toneladas de trigo en Argentina y se espera alcanzar los 20 millones.
El desafío, según señaló Cifarelli, es saber aprovechar esa producción y aumentar exponencialmente las exportaciones de harina, un producto agroindustrial ampliamente valorado en el mundo.
En 2016 se exportaron 625.086 toneladas de harina y la meta para el próximo bienio es colocar 2 millones de toneladas de harina argentina en el mundo.
“Si alcanzamos ese objetivo y los demás eslabones de la cadena hacen lo propio significarían 183.000 nuevos puestos de trabajo e ingresos adicionales de 5.300 millones de dólares”, explicó Cifarelli. El sector harinero emplea cerca de 2 millones de personas que significan el 70% del total de puestos de trabajo generados por las cadenas agroalimentarias.
Agregó: “Argentina tiene el potencial necesario para convertirse en el ‘supermercado del mundo’ y estamos en el camino correcto para que eso suceda, necesitamos una intervención inteligente del Estado Nacional sobre cada sector para darle a cada uno la competitividad necesaria”.

Aceites en Córdoba

Córdoba produce aceites de soja, girasol y maní. Por su volumen, el de soja es el más importante. En febrero se elaboraron 35.609 toneladas, 13,7% menos que en enero y 3,2% por debajo de igual mes de 2016, según la Dirección de Estadísticas de la Provincia.

En el caso del aceite de girasol, Córdoba produjo en febrero 6.918 toneladas, esto es 73,6% menos que en enero y 60% menos que en igual mes de 2016.

La elaboración cordobesa de aceite de maní alcanzó en el segundo mes del año 12.372 toneladas -una suba de 2.993% respecto de enero y de 112,8% en la comparación interanual-.