Home  >   Economía   >   Alertan sobre posibles complicaciones nuevas en el mercado inmobiliario

Alertan sobre posibles complicaciones nuevas en el mercado inmobiliario

Juan Martin Dahan

En Capital Federal analizan aplicar mediante ley la obligatoriedad de publicar los avisos de venta de inmuebles con el precio expresado en UVA. De funcionar, extenderán la exigencia a todo el país. La Cámara de Corredores cordobesa advirtió de que la medida dificultará la operatoria

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

La Legislatura porteña analiza obligar a los corredores inmobiliarios -mediante una ley- a publicar los valores de las viviendas en venta con el precio expresado en la unidad de valor adquisitivo (UVA) que lanzó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) hace ya más de un año para ajustar los créditos hipotecarios.
El texto fue redactado por el diputado porteño de Cambiemos José Luis Acevedo, cuenta con el apoyo de los principales bloques del recinto y ya tiene despacho de comisión.
Exige, sólo para las viviendas (se excluyen los locales comerciales), convertir en UVA el valor en dólares que actualmente publican las inmobiliarias. Por ejemplo, para el caso de una propiedad que se venda a 100.000 dólares, el vendedor deberá incluir también el precio equivalente: “86.000 UVA” (según la cotización de la semana pasada del BCRA).
El primer objetivo que se busca a corto plazo es darle difusión a la unidad de cuenta que diseñó el Central, que ajusta las cuotas de los nuevos créditos hipotecarios anunciados por el Gobierno nacional. El segundo, más ambicioso y de largo plazo, es lograr un cambio cultural en el mercado inmobiliario que permita desterrar al dólar de las operaciones de compraventa.

Sin embargo, consultado por Comercio y Justicia, Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba (Cacic), aseguró que esa medida complicará la operatoria del mercado inmobiliario.
“El problema que hay es la inflación. Si uno quiere vender su casa a 100 mil dólares, en un país normal, el valor del dólar no se va a ir a 22 ó a 18 pesos en un día. En Argentina, hoy está en 16 pesos y capaz que llega a 18 pesos en un día y medio, o a 14. Si el propietario pone un valor en dólares es porque no quiere pesos, porque no sabe cuánto va a valer el peso la semana que viene”, explicó.
Seguidamente, ejemplificó: “En épocas de (Carlos) Menem (el ex presidente), bien, mal o regular, cuando el dólar valía un peso porque había paridad cambiaria, una vivienda se publicaba en dólares o en pesos y cuando la operación se cerraba, se pagaba con Lecop, Lecor, pesos o dólares. Daba igual porque todo valía lo mismo. Igual pasaba con los alquileres: los contratos decían 250 dólares y después se pagaban parte en pesos, en Lecor, Lecop. Eso porque el dólar no tenía variación, valía un peso”.

Y añadió: “Ahora, mientras haya inflación en Argentina, la gente va a seguir buscando un refugio para su dinero. Por más que se exija que los precios se publiquen en UVA o en lo que sea”.
Finalmente, concluyó: “Lo que hay que hacer es tener un país estable, porque en tanto y en cuanto haya incertidumbre, la gente va a buscar refugiarse en el dólar”.
Según la prensa porteña, la idea del Gobierno es lanzarlo en Capital Federal en primera instancia como “una experiencia piloto”, para eventualmente implementarlo próximamente en todo el país.
Asimismo, se dijo que el proyecto de ley fue conversado con el sector inmobiliario y con el BCRA; sin embargo, Dahan asegura que de entrar en vigencia y transformarse en nacional, “complicará la operatoria”.
Dijo: “Se complicaría la operaratoria de las inmobiliarias porque yo tendría que modificar diariamente el valor de cada una de las propiedades que tenga publicadas -ya que las UVAs se actualizan diariamente- según represente la cantidad de dólares que el propietario pretende obtener por la venta de su inmueble”.
“El problema no es la UVA, el problema es la inflación”, aseguró, y añadió: “Con los líos que ya tenemos porque no hay ni agua ni gas en las unidades a estrenar, porque las escrituras demoran cuatro años en salir y porque el mercado no se mueve, ahora ¿vamos a tener que publicar los precios en UVA? Esto carece de sentido común”.

Muy por el contrario, Acevedo aseguró: “Queremos volver a la cultura del ahorro y tomar como desafío que se empiece a pensar en pesos. UVA es un crédito muy popular que le permite acceder a la vivienda a las clases populares”, comentó, y destacó que, mientras antes sólo 70.000 familias podían acceder a un crédito hipotecario en Capital Federal, ahora podrán hacerlo más de 400.000”.

En la Cámara de Diputados
Cambiemos busca modificar una ley sancionada en noviembre pasado

El interbloque Cambiemos buscará avanzar en la Cámara de Diputados en la sanción de un proyecto de reforma a la ley alquileres votada el año pasado por el Senado, con el objetivo de bajar el costo que representa para los inquilinos la firma de los contratos de locación.
El proyecto impulsa una reducción en las comisiones que cobran las inmobiliarias y la instalación de un esquema de ajuste o  indexación que incluya la evolución del índice de salarios.
La intención del oficialismo es reformar el proyecto sancionado en noviembre para fijar pautas claras en el caso de viviendas sociales y sobre el mecanismo indexatorio que, si bien está prohibido, se aplica mediante acuerdos pactados entre propietarios e inquilinos.
El presidente de la Comisión de Legislación General de la Cámara Baja, Daniel Lipovetzky (PRO), aseguró que se están elaborando estas propuestas para modificar la media sanción del Senado y proteger a los inquilinos, “que en su mayoría son asalariados”.
El proyecto aprobado por la Cámara Alta promueve un mix entre el índice de aumentos de precios y de variación salarial, reduce a 30% la comisión de los contratos locativos y mantiene el pago de expensas extraordinarias a cargo de los propietarios.
Otro punto que está evaluando el bloque de Cambiemos es el de “establecer un mecanismo para las viviendas sociales, para que con la ayuda del Estado puedan acceder a un alquiler las personas que tengan trabajos informales y no puedan presentar una garantía para la firma del contrato”, dijo Lipovetzky.