Home  >   Economía   >   Adjudican el estacionamiento medido y sumarán cámaras para fotomultas

Adjudican el estacionamiento medido y sumarán cámaras para fotomultas

estacionamiento

Será para la empresa MovyPark, por 10 años. Deberá pagar un canon no inferior a 60% de la recaudación (ofertó por encima del límite), de los cuales 10% irá a un fondo específico para Policía municipal. El servicio se podrá abonar por medios electrónicos y será controlado por la patente

La Municipalidad de Córdoba adjudicará en las próximas horas el nuevo sistema de estacionamiento medido a la empresa MovyPark, única oferente en el llamado a concurso para concesionar el servicio por los próximos 10 años.
En ese marco, con los recursos que la compañía otorgue como adelanto financiero exigido en los pliegos, el municipio adquirirá al menos 20 equipos de filmación que instalará en principio en semáforos y otros lugares estratégicos para controlar el tránsito y constatar eventuales infracciones, entre ellas el cruce de semáforos en rojo o bien el uso de carriles selectivos.
Por medio del material audiovisual que tomen esas cámaras, el municipio podrá labrar multas en función de la infracción de que se trate.
La posibilidad de aplicar esa alternativa -que en rigor ya funciona en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)- ya fue adelantada oportunamente por el municipio e incluso consensuada con los inspectores del área Policía Municipal. No obstante, nunca se concretó hasta ahora. La idea es que esté vigente desde el año próximo.
En cuanto a la adjudicación del sistema de estacionamiento medido, esta semana quedaría definida luego de que, tras la presentación de la propuesta por parte del único oferente, se le solicitó una serie de aclaraciones y demás trámites que la empresa terminó por responder en las últimas horas.
La intención oficial es que este mismo año comience a regir el nuevo sistema que, a diferencia del vigente de parquímetros y tickeadoras, incluirá otros mecanismos de pago.

De hecho, la futura concesionaria, una UTE integrada por Movy Park y Plus Mobil Communications, deberá avanzar en la “implementación, puesta en marcha, operación, gestión, administración y mantenimiento de un sistema de estacionamiento medido en la vía pública según las tecnologías actuales”.
En ese marco, deberá contar con “provisión y soporte del equipamiento necesario para la fiscalización, control y sanción del sistema que es función indelegable del Departamento Ejecutivo así como la capacitación y asistencia técnica al personal municipal para la operación del equipamiento y en el cumplimiento de las funciones”.
Además, deberá aportar propuestas para el diseño de señalética para el sistema de estacionamiento y avanzar en la instalación y mantenimiento de la señalización horizontal y vertical.
El contrato exigirá a la empresa desarrollar una matriz de puntos de venta y el equipamiento correspondiente.
Una vez en marcha, el nuevo sistema permitirá estacionar en unos 5 mil lugares habilitados pagando 10 pesos la hora (en rigor la tarifa base es esa pero luego corregirá con la referencia del 55% del litro de nafta súper) y con diferentes mecanismos de cancelación.
Con los datos del dominio del vehículo, se podrá comprar crédito en una boca de expendio en donde se cargará vía electrónica el ingreso del monto y el tiempo asignado. El mínimo será de una hora y se fraccionará luego cada media hora.
También se podrá pagar a través de una aplicación para teléfonos inteligentes. La app permitirá comprar crédito mediante medios electrónicos (tarjetas, por ejemplo), que se irá consumiendo a medida que se utilice el sistema.

La aplicación se activará al momento de estacionar y luego deberá desactivarse. Al estacionar, se inicia la aplicación, y al retirarse, se debe ejecutar nuevamente.
Otra alternativa será la de adquirir crédito por Internet y activarse vía SMS al estacionar y luego desactivarlo al concluir el tiempo de estacionamiento. En los casos de pago electrónico, el mínimo será de media hora y luego se podrá fraccionar cada cinco minutos.
En todos los casos, la constatación del pago en tiempo y forma la realizarán inspectores de tránsito municipal a través de la lectura del dominio del vehículo.
Por lo demás, la concesionaria deberá proveer ocho grúas y espacio para llevar los rodados que se encuentren en infracción y que deban ser removidos de la vía pública.
En cuanto a la propuesta económica, la compañía ofertó levemente por encima del límite impuesto por los pliegos para el canon exigido.
Concretamente, según las bases de condiciones del concurso que ahora se adjudicará MovyPark, la concesionaria deberá ingresar al municipio no menos de 60 por ciento de la recaudación bruta en concepto de canon.
Del monto que gire al municipio, 10 por ciento irá a un fondo específico destinado a la Policía de Tránsito, según se especificó.
Paralelamente, la concesionaria deberá otorgar a la comuna un anticipo financiero del canon.
Ese adelanto será luego devuelto por el municipio por medio de la asignación de la totalidad del primer canon que le corresponda cobrar, no bien se inicie la prestación.
Por lo demás, la Municipalidad tendrá la facultad de fijar tarifas diferenciales que podrán llegar hasta 50 por ciento por encima del monto de la tarifa plana.
La intención de activar esa herramienta apunta a “desalentar” el ingreso de vehículos al área central.

Las tarifas diferenciales podrán fijarse en función de la zona del estacionamiento, del horario y del tipo de usuario.
La nueva concesión del estacionamiento medido en la ciudad es una de las promesas más demoradas por la administración municipal.
De hecho, luego de la salida de Ciucor -que tuvo a su cargo la concesión de los parquímetros y tickeadoras desde los años 90- el sistema volvió a manos del municipio, que -ya desde la gestión de Daniel Giacomino- prometió un nuevo esquema de pago para reemplazar los ya vetustos aparatos.
Sin embargo, pese a las múltiples promesas, ni Giacomino ni el propio Mestre en su primera gestión e incluso ya promediando la segunda logró avanzar con los cambios.
Mientras tanto, el permanente deterioro de los aparatos fue generando el avance de los “naranjitas” sobre zonas del micro y macrocentro. Esas cooperativas que los nuclean insisten en ser alternativa a la concesión privada.

El estacionamiento que viene

Será por pago remoto, esto es desde una aplicación móvil, un SMS o bien abonando en una boca de expendio con dinero en efectivo.

Por medio del dominio del rodado, los inspectores de tránsito podrán constatar si el vehículo pagó en tiempo y forma.

El horario habilitado para el cobro será de 7 a 21 y, los sábados, de 8 a 14 ,en unos 5 mil sitios ubicados en el micro y macro centro.

La Municipalidad de Córdoba podrá fijar una tarifa hasta 50% superior para “desalentar el ingreso al área central”. Ese extra podrá cobrarse o bien por zona, por horario o por tipo de vehículo, según la facultad asignada en los pliegos de licitación del servicio.