Home  >   Comercio Exterior   >   Tras nueve meses de suba continua, ceden levemente los costos logísticos

Tras nueve meses de suba continua, ceden levemente los costos logísticos

camiones

La disminución de 0,45% trajo alivio y dio tregua a un sector que sigue operando en una situación de marcado descenso de la actividad. En los primeros cuatro meses, los peajes se dispararon 40%; las patentes, 35%, y los gastos generales, 15%

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

El alza continuada de los costos del transporte de mercaderías registró un alivio al cierre de abril, al caer por vez primera en el año casi medio punto porcentual, en un contexto de alza inusitada de costos empresarios varios que están poniendo en riesgo la competividad, en particular de sectores productivos alejados del puerto y de los centros poblacionales más concentrados.
Los costos logísticos parecían seguir una carrera ascendente que no alcanzaba a tocar techo, a un ritmo que viene superando el alza inflacionaria general y que incluso afecta la actividad general, al llevar presión a la inflación mayorista e impactando de este modo sobre los precios al consumidor.
En números, el registro medido por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (Fadeeac) marcó un retroceso de 0,45% para abril, después de un avance en marzo de 2,4% en el promedio de índices de costos logísticos. Hay que remontarse a agosto de 2016 para encontrar otro mes con retroceso en los costos, aunque en aquella oportunidad fue de 0,17%. El índice es elaborado por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), por medio de su Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (C3T).
Su leve retroceso en abril trajo un poco de aire para un sector, el del transporte de cargas, que viene sufriendo el impacto combinado de menos encargos por parte de la industria y del alza de costos varios, no sólo aquellos vinculados con el precio de los bienes de uso de la actividad, sino en particular de peajes, tasas e impuestos, que sólo para el mes de marzo habían aumentado en algunos casos (peajes) más de 69%.

“Esta disminución trajo alivio y dio tregua a un sector que sigue operando en una situación de marcado descenso de la actividad”, confirmó ayer la Fadeeac, la organización que nuclea a los empresarios del transporte en el país.
La “inflación” del flete alcanzó un aumento acumulado de 6,6% en el año, tras las importantes subas de 3,2 % -en enero-, 1,3 % -en febrero- y 2,4 % -en marzo-.
En abril, el rubro combustible retrocedió 1,47 % luego de la ligera baja en marzo (-0,5 %). “A pesar de este registro, el gasoil para el transporte de carga gira actualmente en torno de 1,10 dólares, el valor más alto de la región sin contar a Uruguay”, recuerdan los transportistas.
A contrario de lo que se pensaría, el costo laboral es lo que menos sube en la actividad.  Tras el pago de la última cuota de la paritaria 2016 de Camioneros (el CCT 40/89) devengada en marzo, el alza acumulada a abril de este renglón fue de cuatro por ciento.
En comparación, el disparo de los peajes (39,7% en cuatro meses), patentes (35%), costos financieros (16,8%) y gastos generales (14,4 %, que recoge fundamentalmente el alza de las tarifas de servicios) hace presumir que los camioneros son la última de las preocupaciones de las empresas.
No obstante, Fadeeac señaló que “el sostenido aumento de los costos se da en un mercado en franco descenso, con fuertes caídas en el consumo de gas-oil sumado a una carga impositiva del orden de 40 % que conspira contra la competitividad del sector”.

En alza

Para el empresario transportista en lo que va del año el alza de las tarifas de energía fue un problema mayor que el de los salarios.

Efectivamente, el aumento de los gastos generales (casi 15%) triplicó el acumulado de suba salarial del año, que apenas superó cuatro por ciento.

En tanto, los otros renglones que componen el gasto -tales como las tasas de la actividad, los impuestos, las patentes y los peajes- se dispararon.