Home  >   Comercio Exterior   >   Argentina tiene los costos logísticos más altos de todo el continente

Argentina tiene los costos logísticos más altos de todo el continente

Ruta Autovia Camiones

Lo confirmó un relevamiento -que incluye a México y Brasil- realizado por una organización continental sobre una decena de naciones de la región. Medido en dólares, en algunos ítemes
el precio argentino de flete de mercaderías es 80% más caro que en países limítrofes

Los costos logísticos argentinos son los más altos del continente, según un relevamiento realizado por la Asociación Latinoamericana de Logística (Alalog), entidad que agrupa las asociaciones nacionales vinculadas con esta actividad industrial.
En un estudio realizado sobre ocho países latinoamericanos, Argentina presentó los valores más elevados de costos de flete interno de mercaderías, medidos en dólares. Incluso, es 24% más caro que Brasil, su principal socio del Mercosur, según el estudio que además midió costos de flete en Bolivia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay.
Son los resultados del primer relevamiento regional realizado por Alalog, en el marco del nuevo programa de actividades que ésta lleva adelante desde la reciente renovación de autoridades que puso a un argentino al mando de esta organización nacida al calor de la Asociación Latinoamericana de Inercambio (Aladi).
Efectivamente, fue a fines de septiembre pasado que la asamblea de renovación de autoridades de Alalog se celebró en la ciudad de San Pablo, Brasil, en la cual el presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), Jorge López, fue nombrado presidente de la organización regional; y Hernán Sánchez, presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog), asumió como presidente alterno.
López es vicepresidente Ejecutivo del Grupo Logístico Andreani, mientras que Sánchez es director Comercial de Celsur Logística.
El equipo técnico de la entidad realizó un análisis de Indicadores de Costos Regionales, que abarcó ocho de los 10 países que integran la entidad, que ubica a Argentina en clara desventaja competitiva respecto del resto.

Los países que participaron del relevamiento fueron, además de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay. A todos se les consultó sobre diversos drivers específicos que hacen a una operación logística, cuyos valores corresponden, aproximadamente, a mediados de año, aunque medidos en dólares estadounidenses.
En este sentido, para los costos de combustible, el mercado argentino posee el segundo valor más alto, 9% más caro que Brasil, sólo superado por Uruguay (+25%), el más costoso de la región.
Donde se produce una de las diferencias más notables es en la mano de obra. En cuanto a lo que cobra un chofer de larga distancia, Argentina se ubica como el más costoso, 77% más arriba del más barato de la región y 36% encima de Brasil.
Lo mismo sucede con el costo de un operario logístico, rubro en el cual Argentina es también el más costoso, 39% encima de Brasil y 68% sobre Paraguay, que resulta el más económico de la muestra.
También en el costo de lubricantes y aceites el país figura entre los más caros, puesto que comparte con Bolivia: el estudio lo coloca 54% por encima de Brasil.

Por su parte, donde se da vuelta la tendencia es en el costo de neumáticos, ya que Brasil resulta 35% más caro y Argentina se ubica entre los que poseen el costo más bajo. De igual modo sucede en el valor del metro cuadrado de alquiler: Brasil es 16% más costoso que Argentina y, en este apartado, hasta Paraguay tiene un costo 25% por encima del valor de Argentina.
Finalmente, se puede concluir que -al tomar los drivers específicos pautados para el informe-, Argentina se posiciona como el país con el costo de operaciones más alto en Latinoamérica. Al tomar un promedio ponderado, se ubica 24% por encima de Brasil, su principal socio en el Mercosur; y 70% más caro que Bolivia, el más barato de la región.
“En síntesis, queda claro que Argentina deberá trabajar arduamente en su productividad o en la búsqueda de compensaciones que le permitan neutralizar los valores tan elevados de los componentes de sus costos operativos”, concluyeron los autores del informe.

El relevamiento continental concluyó que en nuestro país se paga el segundo combustible más caro de la región, la mano de obra más cara medida en dólares y el primer puesto en carestía de lubricantes para mover equipos de transporte pesados.

Son los dos ítemes en los cuales emerge por primera vez la competitividad criolla. El recambio de neumáticos es económico (en Brasil, por ejemplo, es 35% más costoso) y en locaciones para
instalaciones, que terminan siendo, por ejemplo, 16% más baratas que en Brasil e incluso 25% más baratas que en Paraguay.